Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Moda

¿Actúas, cantas o diseñas?

Actrices y modelos lanzan marcas de ropa con éxito dispar

El cantante Bono, la modelo Christy Turlington o la tenista Serena Williams son algunos de los famosos que han añadido a la profesión por la que son conocidos la de diseñador. Un fenómeno, el de las marcas de famosos, que vivió su momento álgido hace tres años y sigue creciendo imparable pese a que los resultados del pluriempleo no sean siempre buenos. "Mucha gente quiere parecerse a sus ídolos y tener acceso a una línea diseñada por ellos es como abrir su armario", explica Ninona Vila.

La directora de relaciones públicas de Mango sabe de lo que habla. La cadena española ha lanzado colecciones en colaboración con la modelo Milla Jovovich, con la actriz y productora Liz Hurley y, ahora, con las hermanas Penélope y Mónica Cruz. "Sus prendas se venden muy bien, pero éste no es un proyecto que hagamos para ganar dinero. Buscamos un plus de diferenciación con respecto a la competencia, un impacto comunicativo, además de asociar a la marca los valores que transmiten las Cruz", argumenta.

Mary Kate y Ashley Olsen ganan 1,5 millones de euros al año con sus firmas

Pero un famoso, por muy famoso que sea, no es garantía de éxito. Jennifer López trata de relanzar su marca JLO mientras la segunda, Sweetface, cae en picado. Bitten, la propuesta a precios asequibles de Sarah Jessica Parker, sigue el mismo camino: la cadena de grandes almacenes que la distribuye, Steve & Barry, está al borde de la quiebra. PTKY, la marca que lanzó la actriz Elsa Pataky en 2004, ha desaparecido.

"Tienen que aportar algo. No pueden ofrecer el pantalón que todo el mundo tiene pero con la etiqueta del famoso cosida", argumenta la profesora del ISEM Fashion Bussines School, Mercedes Rodríguez.

En su opinión, es muy difícil que alguna de estas marcas llegue a tener una vida larga, a no ser que "la gente se la crea, como pasa con Twenty&Twelve", la propuesta de la actriz Sienna Miller y su hermana Savannah, que es diseñadora (a secas) y ha trabajado para Alexander McQueen o Matthew Williamson. Su estreno en la última Semana de la Moda de Londres ha sido un éxito. "Hemos recibido muy buenas reacciones por parte de los compradores y editores de moda", explican desde la firma británica vía correo electrónico.

La modelo Kate Moss, que ya ha creado nueve colecciones para la cadena británica Top Shop y, sobre todo, Mary Kate y Ashley Olsen, son las grandes triunfadoras entre las famosas-diseñadoras. Las gemelas, que interpretaban el personaje de Michelle Tanner en la serie Padres forzosos, tienen tres marcas que producen 1,5 millones de euros de beneficios al año, según la publicación WWD. Se trata de Marykateandashley, que se distribuye en Alcampo, y las más exclusivas The Row y Elisabeth & James.

Sin resultados tan espectaculares, otras famosas han sabido reconducir sus marcas a tiempo: Beyoncé ha resituado House of Dereon como una firma especializada en piezas de noche, y Victoria Beckham ha lanzado, junto a su colección de vaqueros, una edición limitada de 10 vestidos que ha sido alabada por la revista Vogue.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de abril de 2009