Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:NOTA DE CATA | gastronomía

El 'packaging' llega al chupito

Los consumidores describen los aguardientes como "una bebida tradicional, de moda, con fuerte carácter social y adecuada para la conversación relajada". Y durante 2008 el consumo de estas bebidas se incrementó en un 8,3%, frente al descenso de otras como el whisky o la ginebra. Lo recoge un estudio de mercado encargado por el Consejo Regulador de Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia a la consultora Nielsen.

¿Quiere esto decir que el ritual de ofrecer, y aceptar, un chupito frío de cualquier cosa después de las comidas tiene los días contados ante el avance de la moda y el creciente interés por ellos? Lo que sí es evidente es que cada vez los consumidores valoran más la garantía de origen y seguridad de las bebidas envasadas frente al desconocimiento de lo casero sin marca ni garantías sanitarias.

Quizá el secreto de que bebidas de alta graduación alcohólica estén viviendo un auge sea la variedad de productos adaptados a muchos tipos de consumidor como parte de la tradición española: aguardientes de orujo (envejecidos en madera o tostados), licor de hierbas y frutas, licor café... Galicia, la única región española con derecho a denominación geográfica de aguardiente, comparte tradición con otras elaboraciones en Alicante, Cataluña o islas Baleares, aunque sean menos conocidas y consumidas.

El esfuerzo de muchas bodegas por dignificar este producto es evidente. Packaging cuidado, botellas de diseño y etiquetas llamativas para un contenido de calidad avalado por premios y crítica especializada. Servidos entre 8ºC y 10ºC y en la copa adecuada, descubrimos todo su potencial y diferencias organolépticas. Variadas grappas italianas o marcs franceses, hasta ahora presentes en cartas de restaurantes y estanterías, comienzan a tener su posición en el mercado compartida con productos españoles de la misma categoría. ¿Aceptaríamos un ron sin marca? Tampoco un aguardiente ni un licor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de abril de 2009