Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absuelto el historiador denunciado por los familiares de un falangista

La sentencia prima "el derecho a la investigación histórica"

"El pasado de los perseguidos y excluidos debe ser recuperado, porque nada de lo que sucedió es un asunto cerrado". El historiador Dionisio Pereira cita a Walter Benjamin para anunciar que la Audiencia Provincial de Pontevedra ha desestimado el recurso de la familia de un ex alcalde falangista de Cerdedo que considera un atentado contra su honor un trabajo de investigación histórica.

Los descendientes de quien fuera jefe de Falange local y alcalde de Cerdedo durante la dictadura franquista, Manuel Gutiérrez Torres, pedían una indemnización y la rectificación del estudio. Querían la supresión de un párrafo en el que se identifica a Gutiérrez como uno de los responsables de la violenta represión en el municipio tras el golpe de Estado militar de 1936.

Parientes del jefe de la Falange en Cerdedo lo acusaban de dañar su honor

La Audiencia de Pontevedra confirma la sentencia absolutoria del juzgado de primera instancia de A Estrada y destaca que "debe prevalecer el derecho a la investigación histórica frente al de la honra". Considera además que el escrito denunciado "forma parte de una investigación realizada con un método científico" por lo que "no existe ánimo" de atentar contra la honra de nadie.

"Los que ansiamos una vida más justa y más libre debemos seguir recuperando con firmeza la memoria de los vencidos", señala el historiador. La Asociación de Amigos da República de Ourense celebró ayer la sentencia. En su contribución por la reivindicación de los derrotados, el colectivo dedica este año a "las víctimas silenciosas de quienes pagaron con sus vidas el compromiso ideológico". Los homenajeados son Lolita Suárez, hija del último alcalde republicano de Ourense, el socialista Manuel Suárez Castro, ejecutado el 27 de julio de 1937 en el Campo de Aragón, y Manuel Pérez, hijo de Víctor Pérez Bóveda, teniente del Ejército de la República "desaparecido" en noviembre del mismo año en el pueblo leonés de Vega de Viejos "y enterrado como un perro en una cuneta aún no se sabe dónde", explicó ayer el vicepresidente de la asociación, Xosé Lois Carrión.

Los actos incluyen, además de conferencias, conciertos y la tradicional cena, una exposición, en el instituto Otero Pedrayo, en honor del diputado agro-galeguista de la República, Antón Alonso Ríos, quien para escapar de una muerte segura tras el golpe militar se hizo pasar durante un año por mendigo portugués hasta que consiguió huir a Buenos Aires. Allí formó parte del Gobierno de Galicia en el exilio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de abril de 2009