Sólo reincide el 5,8% de los presos por delitos sexuales

Un estudio discute el alarmismo sobre las excarcelaciones

Los delincuentes sexuales reinciden mucho menos de lo que se cree. Ésa es la principal conclusión de un estudio presentado ayer en Barcelona y que concluye que sólo el 5,8% de los presos condenados por delitos sexuales vuelve a delinquir por ese motivo. El 6,5% recae por delitos violentos y el 6,2% por otros hechos. Es decir, que en total reinciden el 18,5% de los delincuentes sexuales. En el resto de presos la tasa es del 37,4%.

El estudio se ha realizado con una muestra de 315 reclusos excarcelados en Cataluña entre 1998 y 2003, a los que se ha seguido su evolución hasta finales de 2007. Es el primer informe de este tipo que se realiza en España y fue encargado por el Centro de Estudios Jurídicos de la Generalitat.

Evitar conductas de riesgo y el miedo a la cárcel explican la reinserción
También les ayuda la mejora en sus relaciones de pareja y el apoyo social
Más información
Violación frustrada filmada en móvil
La Fiscal pide un año al 'segundo violador del Eixample, pese a que la víctima no le reconoció

Carlos Soler, uno de los directores del estudio, asegura que "la reincidencia de estos presos está muy relacionada con el tratamiento" que reciben en prisión. Otro estudio de 2005 del mismo organismo constató que el 14,3% de los presos tratados reincidió, mientras que la tasa entre los que no siguieron ninguna terapia fue del 46,5%.

Uno de los presos reincidentes más conocidos es Alejandro Martínez Singul, conocido como el segundo violador del Eixample y que fue detenido en junio de 2007, al año de ser excarcelado tras pasar 16 en prisión. A finales de éste será juzgado por aquellos hechos.

José Rodríguez Salvador, el violador del Vall d'Hebron, también fue excarcelado en septiembre de 2007 y no reincidió, pero su caso generó un gran debate sobre qué hacer con los reclusos que salen en libertad sin estar rehabilitados, como era su caso. La fiscalía recurrió y el Tribunal Supremo le dio la razón y aplicó la llamada doctrina Parot sobre el cómputo del cumplimiento penitenciario, de manera que Rodríguez Salvador volvió a ser detenido el pasado mes de noviembre para cumplir casi cuatro años más de cárcel. "Esos casos mediáticos y aislados son la excepción y lo importante es destacar el trabajo que se hace con estos presos", explicó ayer Montserrat Tura, consejera catalana de Justicia, durante la presentación del estudio.

Los reclusos que no vuelven a reincidir aseguran a los autores del estudio Delitos sexuales y reincidencia que sienten una disminución del impulso sexual no convencional, entendido como parafilias o relaciones con menores, y que evitan conductas de riesgo, como quedarse a solas con niños o acudir a prostíbulos. La mejora de su apoyo social y relaciones de pareja, así como el miedo a volver a la cárcel, son otros motivos que explican su reinserción, dice el estudio. Por el contrario, la insatisfacción con su pareja, la depresión, el sentimiento de exclusión, el consumo de drogas o la incapacidad de autocontrol son factores de riesgo para reincidir.

El 44% de los delincuentes sexuales que reincide lo hace antes de un año de salir de prisión, y entre los cinco y los seis años han vuelto a las andadas todos ellos. En el resto de delitos que cometen estos presos la reincidencia inicial es menor. El 52,5% de las víctimas de los delincuentes sexuales son mujeres y el 21,5%, menores de ambos sexos dentro del ámbito familiar. El resto son niñas (11,5%) y niños (14,5%) de fuera del círculo familiar.

Otra gran diferencia entre los presos por delitos sexuales y el resto es que los primeros obtienen muchos más permisos penitenciarios (75,2% frente a 44,4%). También se les clasifica más en régimen abierto (69,5% frente a 41,5%) y se les otorga el doble de libertades condicionales (50,5%) que al resto de presos. El 95% de ellos regresan de todas las salidas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS