Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:La prueba | EL ESCAPARATE

DSi, consola de dos cámaras

La consola portátil Nintendo DS ha vendido 100 millones de unidades en todo el mundo en sus dos versiones -la original y la DS Lite, más pequeña- desde su lanzamiento en 2005. Mañana se pone a la venta la tercera revisión, la DSi, que incluye como principales novedades dos cámaras y un lector de tarjetas de memoria SD.

Estéticamente es aún más delgada que DS Lite y externamente el acabado es mate rugoso, que propicia que se ensucie con facilidad, en lugar de brillante. Las dos pantallas, recordemos que una de ellas es táctil, son algo más grandes que las de sus antecesoras, mientras que los altavoces y el sistema de sonido en general se ha mejorado notablemente motivado por la nueva capacidad de reproducir música desde la tarjeta SD. No acepta MP3, sólo AAC, que es el formato de iTunes.

Las cámaras, una exterior y otra interior, como en los móviles capacitados para videoconferencia, se utilizan principalmente para tomar fotografías y manipularlas con los distintos filtros y efectos que incorpora. Ahora que la consola es capaz de ver, en el futuro aparecerán títulos que las usarán para interactuar con el jugador, como sucede con Eye Toy para PlayStation. Las cámaras son sólo de 0,3 píxeles, insuficientes para sacar copias en papel, pero perfectas para que los niños jueguen e intercambien imágenes.

La principal novedad no es de máquina, sino de programas. DSi trae de serie DSiWare para descargar programas con la conexión Wi- Fi. Se trata de un gigantesco mercado virtual y global donde tendrán cabida programas y videojuegos que difícilmente se podrían distribuir de forma física por su condición de minoritarios. Se pagará con tarjeta de crédito o tarjetas de puntos que se venderán en las tiendas. Nintendo se abre a la distribución digital, un paso que dio recientemente con la Wii, que elimina la dependencia de los cartuchos para adquirir juegos.

La nueva interfaz presenta una serie de huecos horizontales que pueden ser ocupados por los iconos de los programas instalados a lo iPhone. Basta desplazarlos para que se muevan de izquierda a derecha, y arrastrándolos se ordenan a gusto del propietario. En uno de estos huecos se puede instalar gratuitamente DSi Browser, el navegador que se descarga desde DSiWare.

Hay otro cambio importante que no se anuncia y es la desaparición de la ranura para cartuchos de Game Boy, que la hacía compatible con los juegos de la consola anterior. Lo que sucede es que esta ranura era necesaria para las tarjetas pirata. Con la DSi, se acabó.

Producto: DSi. Empresa: Nintendo. Precio: 170 euros. Sitio: www.nintendo.es/

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de abril de 2009