Absuelto de genocidio el ex presidente Luis Echevarría

Luis Echeverría fue elegido presidente de México en 1970, pero dos años antes, cuando ocurrió la matanza del 2 de octubre de 1968 (en la que murieron decenas de estudiantes tras una carga de soldados y paramilitares en la plaza de Tlatelolco), ostentaba el cargo de secretario de Gobernación con el presidente Gustavo Díaz Ordaz. Desde 2006, el ex presidente Echeverría vivía bajo prisión domiciliaria al haber sido acusado por la fiscalía de un delito de genocidio, del que acaba de quedar exonerado.

Un tribunal federal considera que la matanza del Tlatelolco fue un acto genocida, pero concluye que no existe ni "una sola prueba jurídica" en contra de Echeverría quien, según sus abogados, recibió la noticia con emoción "por no tener que pasar a la historia bajo el cargo infamante de genocida". Su absolución, no obstante, pone al descubierto un asunto que sigue doliendo en México: cuatro décadas después, aún siguen sin esclarecerse las circunstancias de la matanza.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS