Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grandes bancos de EE UU ofrecen apoyo a Obama para la recuperación

El presidente intenta rebajar la tensión en sus relaciones con los banqueros

Barack Obama comparte la frustración que los ciudadanos sienten hacia Wall Street. Lo hizo patente durante el furor por los bonus en AIG. Ahora el presidente de EE UU modera su retórica, al afirmar que no se puede "demonizar" a los inversores y empresarios "por buscar el beneficio". Y este cambio de tono lo escenificó en un almuerzo con los grandes ejecutivos de la banca. Los bancos necesitan a Obama, y Obama necesita a los bancos. El objetivo era encontrar un terreno común para colaborar juntos en la estabilización y recuperación de la economía. Entre los 13 ejecutivos que se dieron cita en la Casa Blanca estaban Lloyd Blankfein (Goldman Sachs), Kenneth Lewis (Bank of America), Vikram Pandit (Citigroup) y Jamie Dimon (JP Morgan Chase).

El encuentro duró algo más de una hora. Obama les explicó su plan, y tomó el pulso de lo que se están haciendo para sanear sus balances, agilizar el crédito y contener los desahucios. "Nos hizo muchas preguntas", dijo Dimon, mientras que Blankfein destacó el tono positivo y constructivo de la reunión.

"Todos estamos en la misma página", señaló Ken Lewis (Bank of America). El Tesoro lleva comprometidos 333.400 millones de dólares en recapitalizar los bancos.

Sin embargo, algunas entidades se plantean devolver las ayudas, por el temor a que las reglas cambien por presiones políticas. La cuestión de la compensación salió a colación. El presidente les pidió "contención". Son vísperas del G-20.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de marzo de 2009