Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:OCIO

El jugador que lo apostó todo a la Web

Isaac Mayolas, ex campeón mundial de póquer, invirtió todas sus ganancias en un negocio en Internet - En Caradepoker.com se puede jugar, pero sobre todo aprender a ser un profesional de este "deporte"

Hace tres años, Isaac Mayolas ganó 125.000 euros jugando al póquer. Tenía 25 años. "Una parte la gasté viajando, pero la mayoría la invertí en un negocio del que soy director general", cuenta el ex campeón mundial, a sus 28. Su afición es su medio de vida.

En Caradepoker.com se juega, pero también se aprende a ser un profesional de una "actividad comparable al ajedrez o a cualquier deporte. No es como la lotería o las tragaperras, que dependen puramente del azar. En el póquer sólo gana el más inteligente, el más hábil". Más de 50.000 hombres, de entre 20 y 40 años de edad, juegan a diario en España. De ellos, 50 son profesionales.

Todo empezó por casualidad. Mayolas conoció a un estadounidense en un interrail por Europa. "Me enseñó a jugar. Me apasioné tanto que, de regreso a casa, perdí mis primeros 50 euros en Internet. Me juré que no quería perder más".

MÁS INFORMACIÓN

Mientras se sacaba la carrera de dirección y administración de empresas, leía libros de estrategia, se movía por los foros de la Red y practicaba. Sus padres vivían preocupados por su pasión por el póquer, "aunque siempre les decía lo que ganaba y perdía". Las cosas fueron mejorando y, seis años después, consiguió el campeonato mundial. Entonces sus progenitores comprendieron "que no es una afición tan negativa". También les consoló saber que su hijo, de espíritu emprendedor, apostaría su dinero en una web. Un negocio en Internet para guiar a la gente a cumplir su sueño.

"Todos quieren ser el Brad Pitt de Ocean's Eleven, un tipo canalla y rompedor que vive al límite. Yo no te puedo convertir en Brad Pitt, pero puedo ayudarte a cumplir tu sueño. Eso sí, aprende, trabaja duro y tómatelo con disciplina, o te arruinarás". Su pócima del buen jugador contiene grandes dosis de matemáticas y lógica, una pizca de psicología; se añade fuerza de voluntad y se mezcla con resistencia física. Todo para obtener agilidad mental.

En España, si no lo autoriza la Administración, está prohibido organizar juegos de azar con dinero. Esta situación de limbo legal no impide que el negocio del póquer mueva 50 millones de euros al año, mayoritariamente por Internet. "El póquer online no es un farol. Es una industria. Estamos dispuestos a pagar impuestos, y que se nos permita operar en igualdad de condiciones". Caradepoker.com opera para todo el mundo desde fuera de España. En el sitio se aprende y se juega sin dinero o con él a partir de un euro. También organizan partidas en el Gran Casino de Barcelona y dan soporte técnico a la clientela. Por sus salas virtuales pasan más de 4.000 personas.

"Ganar al póquer es más complejo que montar un negocio", considera Mayolas, "pero arriesgarte con tu propia empresa es más atractivo como reto personal". Lo más complejo, "aprender a arremangarse".

CARADEPOKER: www.caradepoker.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de marzo de 2009