Entrevista:NORBERTO DEL CASTILLO

"No estamos dispuestos a irnos"

Pese al paso que el presidente de la Junta ha dado en favor de la reivindicación de los chiringuiteros, el presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de Playa, Norberto del Castillo, no se confía. "Nunca hemos tenido más apoyo y menos hechos".

En Andalucía no hay fisura política en la defensa de la continuidad de unas instalaciones permitidas por concesiones de Medio Ambiente, con instalaciones fijas y propias de cualquier restaurante, y que ocupan más paseo marítimo que playa.

"Estamos donde Costas dijo que estuviéramos cuando diseñó los paseos marítimos, estamos al nivel de éstos, no al de la arena, y con las concesiones que Costas dio", explica.

El presidente de los chiringuiteros recuerda que ya hubo una fuerte reconversión del sector tras la aprobación de la Ley de Costas en 1989. "Ya se esquilmó el sector y se perdieron el 50% de los negocios".

Más información

Del Castillo lamenta la actitud del secretario general del Mar, que el lunes dio un golpe a las reivindicaciones del sector, apenas dos días después de que la plana mayor del PSOE de Málaga y de la Consejería de Turismo participaran en un acto de apoyo a los chiringuitos. Lo peor, según Del Castillo, es que no les oyó y que hizo pública la postura inflexible del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino antes de la reunión que tenía convocada con los subdelegados del Gobierno en Andalucía. "Dio el resultado antes del partido", se queja.

Por esa inflexibilidad, y por una larga experiencia de más de 20 años al frente de las asociaciones empresariales de la playa, que él mismo impulsó, Del Castillo ni siquiera de muestra optimista ante la negociación que viene. "Hay una gran cerrazón. Va a ser muy difícil y nos vamos a tener que mover violentamente. No estamos dispuestos a irnos a ningún sitio, llevamos muchos años aquí, son nuestros negocios, podemos reubicar algunos casos puntuales, pero esperemos que en el siglo XXI no haya actitudes que creíamos superadas", argumenta. Los empresarios de playa han desconvocado dos huelgas a la espera de que puedan llegar a un acuerdo satisfactorio, pero si el Gobierno sigue en su postura, "no tendremos más remedio".

Del Castillo invoca la importancia que los chiringuitos tienen en la oferta de ocio y turística, y asegura que "prestan servicios" que los usuarios de la playa valoran y necesitan. Por eso, asegura, que el sector debía depender de la administración turística de la Junta, y no del Ministerio de Medio Ambiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50