Un urbanizador compra derechos de agua de regantes para construir

Un PAI de La Nucia garantiza recursos a 3.400 viviendas y un campo de golf

Los urbanizadores del PAI de la Serreta, el segundo proyecto urbanístico más grande de la provincia de Alicante, han comprado derechos de riego durante los años 2007 y 2008 para más de 7,7 millones de metros cuadrados de superficie. Desde hace dos años aparece una aportación en la contabilidad de la Comunidad General de Regantes de 613.000 euros en concepto de nuevos usuarios, dinero que correspondería a 9.320 hanegadas (7.754.000 metros cuadrados) de regadío, aunque actualmente existen menos de 1.200.

El PAI de La Serreta, que prevé construir 3.400 viviendas y un campo de golf de 18 hoyos en 2,7 millones de metros cuadrados, no dispone del informe de suficiencia hídrica de la Confederación Hidrográfica del Júcar. El TSJ de la Comunidad Valenciana advirtió en la orden que lo paralizó 6 meses en 2007 que el informe del suministrador que aportó el Ayuntamiento estaba hecho ad hoc (a medida del solicitante) para justificar la existencia de recursos hídricos en la zona, pero con la compra de los derechos de riego con agua blanca procedente de los acuíferos de las comunidades se podría asegurar el desarrollo urbanístico de todos los proyectos de La Nucia. Sin embargo, la próxima aprobación del proyecto de reparcelación de La Serreta volvería a abrir la vía judicial y la posibilidad de reclamar de nuevo la paralización de su desarrollo por faltar el informe de la Confederación Hidrográfica.

"Todo se maneja con oscurantismo por miedo", admite un regante
El municipio quiere que el agua de los regantes cambie su uso para beber

La Comunidad General de Regantes de La Nucia está formada por las comunidades Planet, Sentenilla Dalt, Sentenilla Baix y Armaig, aunque en la práctica hace tres años que estas comunidades no reúnen a sus asociados y las 18 personas que dirigen la Comunidad General que las agrupa deciden por ellas. Vicente Ramón Cano, uno de los comuneros, asegura que "todo se maneja con un oscurantismo absoluto producto del miedo", porque "una gran parte de los familiares de quienes dirigen la Comunidad General dependen laboralmente del Ayuntamiento". Ante la falta de información, algunos regantes han tomado la decisión de ir por su cuenta de la mano de un abogado particular. Es el caso de Antonio Pérez, quien considera que "se está haciendo una ampliación encubierta del perímetro regable con la pretensión futura de proceder a un cambio de uso de regadío al de abastecimiento, saltándose los cauces legales". Ernest Armada, abogado especialista en las concesiones de aprovechamiento de aguas públicas, afirma que "el cambio de uso del agua solo lo puede aprobar el titular de los derechos a través de una subrogación y mediante un expediente administrativo de modificación del uso". Los titulares de la concesión del uso actual en La Nucia son las cuatro comunidades, no la Comunidad General, que carece de títulos de concesión y no puede vincular con sus decisiones a las comunidades con entidad jurídica propia.

La Nucia está desarrollando la instalación del riego localizado en todo su término. Se trata de conseguir que los regantes utilicen con este sistema de riego el agua impulsada desde las depuradoras de Benidorm y Altea a una gran balsa de medio millón de metros cúbicos que se construirá en la partida de La Serreta. Cuando esté acabado todo el proyecto, quedará liberada el agua blanca y podrá cambiarse su uso. Esta operación ya se hizo con la Comunidad de Regantes del Canal Baix del Algar, que da servicio a todos los municipios costeros de La Marina Baixa, sin conocimiento de la Confederación Hidrográfica. Ernest Armada asegura que la CHJ está haciendo una peligrosa dejación de sus funciones, porque "hace la vista gorda mientras los usuarios se las arreglen entre ellos". Así, dice este abogado, "se ahorra conflictos y problemas".

Una vista de los terrenos de La Serreta, en La Nucia.
Una vista de los terrenos de La Serreta, en La Nucia.ROSA FUSTER

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50