Los socialistas, dispuestos a ceder al PP la presidencia del Parlamento vasco

El PSE ve excesiva la pretensión de los populares de tener dos puestos en la Mesa

La presidencia del Parlamento vasco y otro puesto más -la secretaría primera- es lo que el PP está pidiendo a los socialistas en la negociación sobre la composición del órgano de gobierno de la Cámara, vinculada a su apoyo a la investidura de Patxi López como lehendakari. El PSE-EE está dispuesto a poner al frente del Parlamento a un popular, pero ve excesiva la pretensión del PP de contar con dos de los tres puestos que sumarían entre ambos partidos en la Mesa, máxime si uno de ellos es la presidencia. La negociación entre ambas formaciones ha entrado en un tira y afloja en torno a esa cuestión, en la que los populares pueden verse finalmente en la tesitura de optar entre la presidencia o los dos puestos en la Mesa. Esta segunda opción supone renunciar a que se visibilice su contribución al relevo del nacionalismo en la representación institucional, pero da al PP más poder sobre los socialistas, que quedarían con un solo voto, el de la presidencia, en el órgano de gobierno del Legislativo.

Más información
Ibarretxe anuncia que se presentará a la investidura
El PP presidirá el Parlamento vasco tras un acuerdo con el PSE

Los socialistas están dispuestos a votar para presidir la Cámara a la persona que el PP proponga, con la sola condición de que el futuro presidente hable euskera. Pero en ese caso el PP debería apoyar a los candidatos del PSE a la vicepresidencia y la secretaría primeras. Los otros dos puestos de la Mesa, la vicepresidencia y la secretaría segundas, serán inexcusablemente -por el modo de votación-, para el PNV, o para el PNV y Aralar, si los peneuvistas quieren ceder el último puesto a esa formación.

De obtener el PP la presidencia de la Cámara, la persona con más posibilidades para sustituir a Izaskun Bilbao (PNV) es la parlamentaria alavesa Laura Garrido, por encima de la guipuzcoana Arantza Quiroga. Garrido es de la plena confianza del secretario general del partido, Iñaki Oyarzábal -que fue el primero en levantar la voz contra la actuación de María San Gil- y domina el euskera.

El PSE y el PP se reúnen hoy de nuevo con la propuesta formal y por escrito de los populares sobre la mesa. Ésta recoge no sólo sus aspiraciones en la Cámara, sino también otras cuestiones programáticas. En este ámbito hay un mayor margen para la negociación, dado que Patxi López no será investido y formará Gobierno hasta principios de mayo, pero la composición de la Mesa debe quedar despejada a fecha fija: el 3 de abril se constituye la Cámara.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS