Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Basagoiti espera que el acuerdo "abra un nuevo tiempo en España"

Cuando Antonio Basagoiti fue el 3 de marzo a la sede del PP en la madrileña calle de Génova para recibir el aplauso de sus pares por su resultado electoral, propuso "tender una mano" a Zapatero. Ayer, ya parlamentario vasco acreditado, confió en que el acuerdo que su partido está construyendo con el PSE sirva para abrir "un nuevo tiempo político" en toda España.

El PP vasco es consciente de la difícil situación en que el Gobierno central quedará, sin socios en el Congreso, una vez que el PNV pierda el Gobierno vasco. Por ello, Basagoiti ha repetido en las últimas fechas mensajes conciliadores hacia los socialistas y a la necesidad de lograr acuerdos que beneficien a los ciudadanos más allá de las direcciones de ambos partidos. Ayer, aprovechó su presencia en el Parlamento de Vitoria para tramitar sus credenciales para remachar que su más que posible pacto con Patxi López puede resultar "clave" para que "algunos se den cuenta de que es bueno acordar entre los dos grandes partidos". Y, de añadido, para que Zapatero y los socialistas "abandonen ese aislamiento al que tenían sometido" al PP.

Diez de los trece parlamentarios electos populares se acreditaron ayer. Faltaron Borja Sémper y Esther Martínez, ambos de viaje, y María del Carmen López de Ocáriz, quien ya realizó el trámite el martes, prestada a los socialistas. Así se pudo acreditar un tercio de los 75 parlamentarios para que empezasen a correr los plazos para la constitución de la nueva Cámara.

El presidente del PP vasco destacó que la intención de su partido es formar junto a los socialistas el "eje" de la futura política vasca, lo que no excluye acuerdos con otros partidos. Tal es la pretensión manifiesta de los socialistas y que el PP quiere facilitar, siempre que se les reserve el papel preferencial. El propio Basagoiti puso como ejemplo que él puede "llegar a un acuerdo con el PNV para bajar los impuestos".

Las delegaciones de los dos partidos volverán a reunirse después del puente, aunque, como opina un veterano dirigente popular, "incluso después de que se constituya el Gobierno se seguirá negociando".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de marzo de 2009