Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

De la Vega: "El PP tiene que aclarar este barullo de prebendas y presunta corrupción"

La vicepresidenta exige desde La Moncloa "explicaciones cuanto antes"

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se salió ayer del discurso habitual y de corto recorrido que sigue los viernes, tras los Consejos de Ministros, desde que empezaron a conocerse los escándalos de presunta corrupción en el Partido Popular. Hasta el viernes de la pasada semana se había limitado a pedir al PP que dejara trabajar a los jueces y no arremetiera contra el juez Baltasar Garzón. Ayer dio un paso más y reclamó al primer partido de la oposición que dé una explicación "mínimamente razonable" de este "goteo incesante" y de "todo este barullo de compraventas y prebendas", publicado en los medios de comunicación.

De la Vega quiso responder a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que utilizó ayer un argumento feminista para defender a su compañera de partido, la dirigente del PP Ana Mato. Ésta fue esposa del ex alcalde de Pozuelo y también dirigente del PP, Jesús Sepúlveda, a quien se le acusa de haber recibido en 1999 el regalo de un automóvil Jaguar, valorado en 8,5 millones de pesetas, de Francisco Correa, jefe de la presunta trama corrupta del PP. Cuando ayer se le preguntó a Cospedal "si la dirección del PP va a respaldar o encubrir" a Ana Mato, argumentó que "afortunadamente, en España, lo que hace un marido no arrastra a su mujer". De la Vega entró en la polémica con ironía. Tras dar "la bienvenida al PP a los postulados feministas", la número dos del Gobierno contraatacó: "Me temo que el PP vuelve a errar el tiro. Lo que se está dirimiendo y lo que todos esperan que se aclare es todo este barullo de compraventas, intercambios o prebendas, que se aclare tanta presunta corruptela y corrupción que, al parecer, afecta al PP".

El Gabinete cree que los escándalos dañan la imagen de todos los partidos

Precisamente, el caso que afecta al ex marido de Ana Mato, que calificó de "cuando menos, muy confuso", le dio pie a De la Vega para reclamar al Partido Popular que "se ofreciera a dar ya una explicación razonable". "El PP debería ser el principal interesado en aclarar esta situación que no favorece a nadie", insistió.

La número dos del Partido Popular anunció ayer que su partido iba a esperar a las conclusiones de la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid, que se conocerán el próximo día 18, para emitir cualquier valoración sobre las acusaciones de espionaje en la comunidad que preside Esperanza Aguirre.

La vicepresidenta De la Vega comparte la opinión generalizada en el Gobierno de que la corrupción perjudica no sólo al partido implicado en el escándalo sino a la imagen del conjunto del sistema democrático de partidos políticos.

La número dos del Ejecutivo volvió ayer a defender al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de los ataques del PP. "Los jueces y su independencia deben ser respetados por todos y que se les deje un marco de actuación razonable para ejercer su trabajo. Esto último no se ha venido produciendo recientemente", aseguró. La vicepresidenta señaló, además, que es el Consejo General del Poder Judicial el órgano competente para valorar las actuaciones de los jueces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de marzo de 2009