_
_
_
_

La Plataforma se planta y convoca el 28 de abril huelga en la enseñanza

Rotas las negociaciones pese a un último intento de Font de Mora

"Los puntos del manifiesto para mejorar la enseñanza pública no han sido concretados por la Administración educativa, y los resultados de la negociación son insuficientes, insatisfactorios e inaceptables. Por tanto, convocamos a la huelga general del sistema educativo público el 28 de abril", resumió anoche Gemma Piqué, presidenta de la Confederación de padres de la escuela pública y portavoz de la Plataforma per l'Ensenyament Públic que anoche rompió públicamente las negociaciones que mantenía con la Consejería de Educación desde que se cerró el conflicto por el intento de imponer la Educación para la Ciudadanía en inglés, en diciembre.

Tras cuatro horas ininterrumpidas de reunión los tres grandes sindicatos -CC OO, STEPV y UGT- que integran la Plataforma junto a los padres de alumnos, las asociaciones profesionales de directores de Primaria y Secundaria, los inspectores de Adide y Escola Valenciana llegaron a la conclusión de que el proceso negociador con la consejería que dirige Alejandro Font de Mora solo tiene un cierre posible: la convocatoria de una huelga general en todos los niveles del sistema educativo público no universitario.

"No hemos podido llegar a ningún acuerdo sobre el cambio en la política educativa del PP, por tanto la Plataforma se ve obligada a convocar de nuevo a la comunidad educativa a movilizarse, después de que hubiéramos aplazado la huelga del 17 de diciembre", remató Piqué.

La Plataforma tomó esta decisión después de que el STEPV y la federación de enseñanza de UGT adelantaran un día antes el rechazo del documento oficial presentado el pasado 5 de marzo por la secretaria autonómica de Educación, Concha Gómez, porque no concretaba prácticamente ni la mitad de los 13 puntos que llevaron a la desconvocatoria de la huelga general del pasado 17 de diciembre.

CC OO, sin embargo, pese a que presentó una serie de enmiendas ante la consejería para tratar de dar el "último empujón" a la negociación, reconoció anoche que no se daban las condiciones para cerrar un pacto. De hecho, fue este sindicato el que pidió una convocatoria de huelga, en principio, para el día 7 de abril. Aunque, el resto de miembros sindicales de la Plataforma abogaron por retrasarla al 28 de abril, debido a la proximidad de las fiestas de Fallas y de Semana Santa.

El conflicto educativo comenzó en septiembre con el "boicot" de la Generalitat a la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía. En consonancia con el PP nacional y con los sectores católicos que "objetan" esta materia sobre la Constitución y los Derechos Humanos, el Consell que preside Francisco Camps trató de imponer la obligación de traducir al inglés las clases de Ciudadanía, sin suficientes profesores competentes en este idioma y sin contar con el nivel de los alumnos de 2º de ESO, donde se estrenó esta ocurrencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Ayer, Font de Mora, sabedor del "malestar" interno en muchos miembros de la Plataforma por las tácticas "dilatorias" de la negociación, habló por primera vez en mucho tiempo del asunto y ofreció su "mano tendida" hacia "el diálogo" hasta final de curso. El consejero Font de Mora llegó a decir que está dispuesto a "estudiar las nuevas propuestas" sindicales y de los padres, pese a que la Administración valenciana las ha rechazado durante dos meses. El conflicto, pues, está servido.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_