Pilar Manjón recuerda el "océano de dolor" de los afectados

La Asociación 11-M Afectados del Terrorismo conmemoró ayer el quinto aniversario de los atentados del 11 de marzo, en los que murieron 191 personas. El emotivo acto que convocó a más de dos centenares de personas, en su mayoría familiares de los fallecidos, tuvo lugar en esta ocasión en la calle de Téllez, uno de los principales escenarios de la matanza, donde perecieron 65 personas.

El acto consistió en la colocación de rosas blancas sobre un bastidor metálico con la forma de un 11-M sobre el muro del andén donde hizo explosión uno de los vagones, seguido por la lectura de un poema y distintas intervenciones.

Una mujer perteneciente al grupo de Poetas Vox Populi declamó un sentido poema que concluyó con el verso "cuando seáis polvo ellos hablarán todavía". También intervino Antonio Miguel Utrera, un joven herido en los atentados, aún con lesiones motrices en el brazo izquierdo, quien explicó que "el olvido de las víctimas sería el primer paso para facilitar la repetición de aquellos hechos".

Más información

Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, dirigió la palabra a los reunidos y evocó "el océano de dolor" en el que todos han vivido desde aquellos días. Recordó que "el Estado les debe a las víctimas reconocimiento y memoria" y resaltó que "todos los que iban en los trenes eran inocentes", para añadir luego: "El olvido de las víctimas sería su segunda muerte".

En la estación de Cercanías de Santa Eugenia, otro de los escenarios de los atentados con explosivos contra los viajeros de cercanías el 11 de marzo de 2004, numerosos ramos de flores se hallaban ayer depositados al pie de un monumento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 11 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50