El alcalde de Leganés planta cara al líder socialista

El regidor, del PSOE, destituye a cargos afines a Tomás Gómez

El líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, tiene un problema en Leganés. El alcalde de la localidad, Rafael Gómez Montoya, ha roto el frágil equilibrio que existía en el seno de la agrupación socialista local entre los partidarios del primer edil y el sector mayoritario, que lidera la secretaria general, Laura Oliva. Al tiempo ha lanzado un órdago a la dirección del PSM, que se decantó por Oliva en las últimas elecciones internas.

El regidor decretó el pasado jueves el cese fulminante de cuatro cargos de libre designación de la confianza de Oliva. Lo hizo sin avisar previamente a los interesados ni al resto de concejales del equipo de gobierno. Según fuentes municipales, las destituciones forman parte de un plan de austeridad que permitirá reducir los gastos en alrededor de 200.000 euros. Los afectados, sin embargo, no dudan de que la medida es "un ajuste de cuentas" contra el sector mayoritario del partido en Leganés, que hace apenas unos meses se hizo con el poder en la agrupación.

Pero hay más. El cese de estos cargos supone también la ruptura del acuerdo auspiciado por el propio Tomás Gómez nada más ser elegido secretario general del PSM en verano de 2007. La dirección socialista forzó entonces al alcalde a llegar a un acuerdo con el otro sector socialista para el reparto de concejalías y el nombramiento de cargos de libre designación. Las cuatro personas ahora destituidas formaban parte de ese acuerdo. Tomás Gómez declaró ayer que confía en que el regidor restituya en sus puestos a los cuatro cargos despedidos.

La dirección socialista llamó el pasado lunes a capítulo al alcalde del municipio y le pidió explicaciones por la decisión. En la misma línea, la agrupación socialista de Leganés aprobó por mayoría un comunicado en el que se solicitaba al regidor que rectificase su posición.

Los cuatro destituidos son Óscar Oliveira, director del departamento de Seguridad; Concepción Saugar, directora de Servicios a la Ciudadanía; Vicente Baeza, asesor de Cooperación Internacional, y Miguel Ángel Salas, asesor de Empleo y Desarrollo Local. También ha cesado en su cargo Ángel Llopis, director de Servicios a la Ciudad y persona cercana al alcalde, si bien éste ha sido recolocado como gerente de la Empresa Municipal de Suelo de Leganés (Emsule).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS