Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pymev protesta por el cierre de calles a 10 días de Fallas

Las piezas de los monumentos falleros llevan días en las calles de Valencia, y el pasado fin de semana empezaron a instalarse las carpas de las comisiones, lo que obliga a cortar calles a pesar de que las Fallas no comienzan oficialmente hasta el día 15 de marzo.

La movilidad y el negocio se resienten, lo que ha llevado a la Confederación Valenciana de la Pequeña y Mediana Empresa (Pymev) a alzar la voz contra "las medidas abusivas" de las comisiones falleras "respecto al cierre de calles una semana antes de la plantà de monumentos e inicio de las fiestas". Según el presidente de Pymev, Miguel Portal, "el cierre tan temprano de calles provoca pérdidas del 20%" de los beneficios de instaladores eléctricos, ascensoristas y otros servicios técnicos y pequeños empresarios. Las carpas se han montado a partir del 6 de marzo, cuatro días más tarde que en años anteriores, pero finalmente serán 420 los tramos de calles cortados, por lo que Pymev pide que se amplíe el horario gratuito de aparcamiento en la zona azul y la garantía de acceso a las áreas de carga y descarga, a menudo ocupadas por particulares.

El barrio de Russafa, con 22 monumentos y sus carpas, se convierte en una ratonera en Fallas, lo que ha generado protestas de los vecinos por la falta de vías de emergencia despejadas. Este año, la agrupación de fallas y la asociación de vecinos han logrado pactar vías de emergencias, una mayor recogida de basura y la reducción del ruido en verbenas. Falta que el Ayuntamiento respete el acuerdo a la hora de controlar el tráfico y las salidas en caso de urgencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 2009