Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Brangelina, un negocio rentable

Angelina Jolie y Brad Pitt gestionan una fundación que se nutre del dinero que generan sus exclusivas familiares

Son estrellas, actores, padres, amantes, benefactores y controvertidos. Como dice el realizador David Fincher, es imposible dar dos pasos sin ver el reflejo de la fama de Angelina Jolie y Brad Pitt. Una larga lista de méritos a la que añadir otro título: empresarios.

Su compañía son ellos mismos, Brangelina Inc, una abreviatura que fue acuñada por los paparazzi cuando Pitt y Jolie se convirtieron en pareja en 2005. Una marca sin registrar, pero con un poder indiscutible.

Y es que a sus 33 años la actriz ocupa el tercer puesto en la lista Forbes de los más poderosos de la industria del espectáculo. Sólo superada por Ophra Winfrey y Tiger Woods. Brad Pitt, a sus 46 años, es el décimo en la misma lista. Pero no se trata sólo de sus sueldos -ella cobra 15 millones de dólares (11,8 millones de euros) por película y él 20 millones-, lo que realmente le da el poderío a esta pareja es su visibilidad. Angelina Jolie es la actriz más buscada en la Red, mientras Pitt ocupa el cuarto lugar. Con la misma fuerza se mueven en la prensa y la televisión.

La pareja tiene un imán para los paparazzi y eso tiene un precio: 14 millones de dólares. Eso fue lo que ingresaron durante su última operación, cuando el pasado agosto vendieron la exclusiva a People y Hello! de las primeras fotos de los gemelos Knox Leon y Vivienne Marcheline Jolie Pitt. Una cifra que supera con creces los 4,1 millones de dólares que se embolsaron en una operación similar con Shiloh Nouvel, la otra hija biológica de la pareja. Pitt y Jolie son padres de seis niños.

Esta parte del emporio Brangelina está administrada por la Fundación Jolie-Pitt y sus fondos destinados a diferentes obras benéficas como la lucha contra el sida en Etiopía, la crisis humanitaria en Darfur, la reconstrucción de Nueva Orleans o la escolarización de los niños en Irak. En total, la fundación ha donado 5,6 millones de dólares gestionados por ellos mismos desde su móvil. "Tomamos nuestras propias decisiones. No hay tiempo para otra cosa", ha contado el actor.

También hace tiempo que Angelina Jolie dirige su propia imagen sin necesidad de ningún agente. En ocasiones consulta con el representante Geyer Kosinski, antes de que su abogado, Robert Offer, de la firma Sloane, Offer, Weber y Dern, se encargue de cerrar el trato.

Sus hijos y su imagen no son su única fuente de ingresos. La pareja tiene buen ojo para las inversiones inmobiliarias. Posee casas en Los Ángeles, Nueva Orleans y en el sur de Francia, y ahora buscan otra en Nueva York.

También Brad Pitt hace inversiones en la industria cinematográfica y ha producido algunas de las películas más interesantes de los últimos años, entre ellas Babel, Charlie y la fábrica de chocolate, Infiltrados, Recortes de mi vida o El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford, con la productora que formó con gente de la Paramount.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de marzo de 2009