Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

DIARIO DE CAMPAÑA

- Los indecisos deciden

Hay encuestas de última hora que dan la victoria por la mínima al PNV y hay que se las dan al PSE. El resultado parece estar en un puño. La batalla final se juega en los indecisos. Pero la posibilidad de que el PSE gane en Euskadi no sucedía desde hace 22 años cuando Benegas ganó a Ardanza y no pudo gobernar. Eso ha desatado la euforia en el PSE. Zapatero, en su mitin final de campaña en Bilbao, tuvo que cambiar de registro al cuarto de hora porque empezó a emocionarse al ver cómo parte del público lloraba. En el PNV hay inquietud. Hace cuatro años, Egibar, al fin de la campaña, decía, sereno: 33. Clavó la cifra que sacó el tripartito y permitió a Ibarretxe gobernar. Ayer eran los del PNV quienes preguntaban a los periodistas mientras Ibarretxe llamaba a la movilización apelando al coco de las situaciones de riesgo, el de la coalición "españolista". Otras veces les ha funcionado. Esta vez temen que se desplome su aliado, EB-IU, y que el PSE retenga parte de su propia fuga de voto en las generales. Les sacó 11 puntos en Guipúzcoa, provincia decisiva.

- Posturas frente a ETA

Aunque no hay certeza sobre qué pasará mañana, parece claro que Euskadi no vivirá otra legislatura como la última. Ya no soporta planes soberanistas. Lo dicen todos los sondeos. La prueba es que Ibarretxe no se ha atrevido en la campaña a defenderlos. El rechazo a ETA es mayor que nunca. Ibarretxe sigue con el diálogo como solución. López, tras el fracaso del último proceso de paz, apuesta por el uso a fondo del Estado de derecho contra ETA y por un plan activo de deslegitimación de la banda y su entorno. Zapatero está convencido que estos comicios se juegan en el campo de la paz. Por eso cree que ganará López.

- El domingo, candidaturas La noche de mañana puede ser clave. Si Patxi López comprueba que los partidos que quieren que Ibarretxe no siga y pueden votarle la investidura -previsiblemente PP, UPyD- suman la mayoría de 38 escaños, anunciará su candidatura a la presidencia. Ibarretxe también lo hará, sume o no sume con EA, EB-IU y Aralar, sus potenciales aliados. La misma noche del domingo se abre una nueva etapa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2009