Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

De Rosa vuelve a admitir su error por insinuar que Garzón prevarica

El ataque le vino a Garzón desde el órgano que, precisamente, debe garantizar su independencia. Desde entonces, su autor, el vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando de Rosa, ha pedido perdón en dos ocasiones por declarar el 20 de febrero en una entrevista en la televisión autonómica valenciana que, de no inhibirse de su investigación sobre la trama de corrupción que afecta al PP, el juez de la Audiencia Nacional podría llegar a cometer un delito de prevaricación.

Durante el pleno del Consejo celebrado ayer, en el que los vocales volvieron a pedir "el cese de cualquier declaración que pudiera perturbar el sereno ejercicio de la actividad jurisdiccional", De Rosa dio un paso más en sus disculpas. El martes, en un escrito remitido a la comisión permanente, aseguró que hizo las declaraciones "a título personal" y que "en ningún momento" pretendió "interferir en la actividad jurisdiccional ni cuestionar la labor desarrollada por los jueces en el ejercicio de sus funciones".

Ayer, a propuesta de varios vocales, reconoció lo desafortunado de sus manifestaciones al admitir que, cuando se tiene una responsabilidad pública como la de vicepresidente del órgano de gobierno de los jueces, no se puede deslindar lo dicho en público de lo señalado "a título personal", según fuentes del Consejo. Lo hizo después de que todos los consejeros insistieran en la necesidad de que el Consejo cumpla con su deber de velar por la independencia de la judicatura. Algunos, incluso le recordaron la necesidad de ser especialmente escrupuloso con su libertad de expresión cuando el caso está sub iúdice.

De la mano de Camps

De Rosa llegó a la vicepresidencia del Consejo de la mano del presidente valenciano, Francisco Camps. Hasta ese momento ocupaba el cargo de consejero de Justicia de esa comunidad gobernada por el PP. El juez Garzón sospecha que Camps podría estar implicado en la trama de corrupción que investiga. En sus declaraciones en Canal 9, De Rosa alabó a su antiguo jefe con frases como "es un gran presidente de la Generalitat valenciana, es absolutamente honorable" y afirmó que se sentía orgulloso de él.

Por otro lado, Garzón tomó ayer declaración a otros seis imputados en la Operación Gürtel. Todos ellos salieron en libertad sin que el juez les impusiera cautela alguna. La Fiscalía Anticorrupción anunció además que su informe sobre aforados del Tribunal Supremo no estará listo hoy, como pidió el juez el miércoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de febrero de 2009