Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

La red corrupta logró 20 millones en contratos de Aznar, Aguirre y Camps

Las empresas de Correa conseguían adjudicaciones a dedo sin concurso

Un negocio multimillonario basado en las magníficas relaciones del jefe empresarial con el partido que gobernaba en las instituciones que le adjudicaban contratos públicos. Así operó en los diez últmios años la red de sociedades que tejió Francisco Correa, el hombre que montó los actos del PP durante el mandato de José María Aznar y que acudió de testigo a la boda de la hija del entonces presidente, para lograr al menos 20 millones de euros de tres administraciones públicas.

- Gobierno Central. El Gobierno de José María Aznar adjudicó a través de AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) entre 2000 y 2004 cerca de cinco millones de euros en contratos a diversas empresas de la red que investiga Garzón. Siempre se trataba del mismo tipo de trabajo: la organización, montaje y desmontaje de puestos en distintas ferias de turismo en España y Europa. AENA depende del Ministerio de Fomento. En la época de las adjudicaciones, el ministro era Francisco Álvarez-Cascos.

El consejero López Viejo adjudicaba contratos de otros departamentos

En algún caso, en Valencia, compiten tres empresas de la misma persona

- Comunidad de Madrid. El Gobierno de Esperanza Aguirre gastó en cuatro años cerca de ocho millones de euros, de los que al menos cinco siguen sin pagar. El consejero de Hacienda, Antonio Beteta, tranquilizó a las empresas que no han cobrado a través de una carta remitida a EL PAÍS: "Aquellos gastos que hubieran sido objeto de tramitación administrativa y que por las citadas razones no pudieron imputarse al presupuesto, serán abonados con cargo al presupuesto de 2009".

El encargado de adjudicar la mayoría de los contratos para actos institucionales de la presidenta autonómica era Alberto López Viejo. Lo hizo hasta 2007 como viceconsejero de Presidencia y lo siguió haciendo a partir de ese año como consejero de Deportes, aunque los actos no tuvieran nada que ver con su departamento. Con ese sistema, imputó al resto de consejerías los gastos de determinados contratos de la red de Correa.

Muchos de los contratos se hicieron a dedo, y cuando la cuantía del mismo era superior a lo establecido por la ley para este sistema de adjudicación, López Viejo los troceó en decenas de encargos con un presupuesto inferior a los 12.000 euros.

La investigación judicial ha hallado indicios de delito en la actuación de López Viejo, que fue destituido de su cargo de consejero por Esperanza Aguirre cuando se conocieron las primeras noticias sobre estos hechos. Sin embargo, López Viejo sigue siendo diputado de la Asamblea de Madrid, donde el PP le ha arrinconado en el escaño más apartado del que ocupa la presidenta regional.

- Comunidad Valenciana. El Gobierno de Francisco Camps adjudicó en los últimos cuatro años hasta seis millones de euros a las empresas de Correa. En algún caso, los concursos estaban amañados porque se hicieron sin publicidad y con el procedimiento negociado. La Administración valenciana invitaba a tres empresas y adjudicaba el contrato a una de ellas. Pero ocurrió que las tres empresas eran de la misma persona, por lo que no había competencia posible como establece la ley. Eso ocurrió al menos en una ocasión con un contrato por casi 140.000 euros para la realización del guión y la maqueta de un documental sobre la utilización de los contenedores amarillos de basura. Las tres empresas que fueron invitadas para el contrato pertenecían a la red tejida por Francisco Correa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de febrero de 2009