Ruda bronca entre PSC y CiU por las cuentas del Fórum

"Cree el ladrón que todos son de su condición". Ramon García-Bragado, edil de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, echó mano del refranero en la ruda bronca que entablaron los ediles de CiU y el PP a propósito de las cuentas del Fórum. La oposición hizo planear la sombra de la corrupción y, tras el chaparrón, el edil de Urbanismo dejó caer la expresión, aunque finalmente la retiró. El telón de fondo era el informe de la Sindicatura de Cuentas que dictamina que el sistema de concursos y publicidad de las obras no fue el adecuado y que un directivo de la empresa Infraestructuras del Levante -hoy BIMSA- cobró una gratificación de 100.000 euros, y critica que la política de personal no existió. CiU, por boca del edil Toni Vives, hizo mancha de aceite del informe de la sindicatura y extendió la idea de irregularidades generalizadas y de obstruccionismo a la labor del síndico. El Partido Popular dejó caer que existían corruptelas en todas las sociedades municipales. García-Bragado recordó a ambos partidos que aprobaron por unanimidad las adjudicaciones de las obras del Fórum. No ocurrió lo mismo con las cuentas. El edil de Urbanismo defendió, en general, el buen hacer de los entonces responsables -el político del área era Xavier Casas, y el ejecutor, Jaume Castellví-, pero tambén dejó claro que él no estaba. Al final, la última palabra la tendrá el Tribunal de Cuentas, que dirá si ve materia delictiva o no.

Este tribunal también confirmó ayer que está ultimando la investigación de supuestas irregularidades en las compensaciones a directivos de TV-3 en la última etapa de los gobiernos de CiU, cuando la televisión pública estaba dirigida por Vicenç Villatoro y Miquel Puig.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 26 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50