CiU y PP exigen responsabilidades por las cuentas del Fórum

Los grupos de CiU y el PP en el Ayuntamiento de Barcelona coincidieron ayer en pedir responsabilidades políticas y la revisión de más cuentas del Fórum tras el varapalo que da la Sindicatura de Cuentas a la gestión de la empresa municipal que ejecutó todas las obras. La sociedad es Barcelona de Inversiones Municipales (BIMSA) en su denominación actual y en la época (entre 2001 y 2004) era Infraestructuras del Levante. El informe de la sindicatura observa varias irregularidades: en la publicidad y el sistema de concursos y licitaciones de las obras, en la contratación y selección de personal, y en la compra por parte de la empresa municipal de bienes del Fórum. Donde es más duro el informe es en la gratificación de 100.000 euros a un directivo de la sociedad. La califica de irregularidad contable que podría ser perseguida por el Tribunal de Cuentas.

Xavier Trias, presidente de filas de CiU, pidió dos dimisiones: la del actual edil de Urbanismo del Consistorio, Ramon García-Bragado -en la época del Fórum, gerente de Urbanismo-, y la del gerente municipal, Andreu Puig. CiU y el PP hicieron hincapié en que las formas de hacer de la empresa de las obras del Fórum responde a un modelo de política que está "agotado", en opinión de Trias. Alberto Fernández Díaz (PP) argumentó que se tendrían que revisar de nuevo todas las cuentas del Fórum. Jordi Portabella (ERC) fue más cauto en las críticas y abogó por corregir lo que no se hizo bien. El edil García-Bragado, en réplica a Trias, le aconsejó que "mire bien los papeles".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50