Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de los presuntos espías irá a la comisión de investigación

El Partido Popular volvió a censurar ayer la lista de varios comparecientes del PSOE para la comisión de investigación sobre la presunta trama de espionaje, aunque sí aceptó algunas comparecencias, especialmente la de José Manuel Pinto, técnico de la Dirección General de Seguridad, y cuya escritura, según el examen de dos peritos caligráficos, aparece en los partes de espionaje de dos cargos políticos del PP contrarios a Esperanza Aguirre: el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, y el ex consejero de Justicia Alfredo Prada. Además, Pinto formó parte de una red paralela para dar escolta a Aguirre en sus actos de partido en la última campaña electoral.

También irán a declarar José Oreja Sánchez (adscrito a la Consejería de Presidencia); José Cano Vinagre y Antonio Coronado Martínez (adscritos a la misma consejería).

La letra de José Manuel Pinto aparece en los 'dossiers' de Cobo y Prada

Por el contrario, los populares rechazaron comparecencias como las de Salvador Victoria Bolívar, viceconsejero de Vicepresidencia y secretario general del Consejo de Gobierno. Según señaló la portavoz del PSOE en la Asamblea, Maru Menéndez, este veto "confirma y refuerza las trabas del Partido Popular a la transparencia de la comisión de investigación, ya que vetan a personas directamente relacionadas con la consejería en investigación".

A la lista de vetados por el PP la semana pasada se sumaron ayer otras cinco personas que los socialistas habían pedido en una segunda lista registrada el pasado 13 de febrero. En concreto, los nuevos comparecientes vetados son: Salvador Victoria Bolívar (viceconsejero de Vicepresidencia y secretario general del Consejo de Gobierno); José Manuel Barberán López (interventor general de la Comunidad); Elena Collado Martínez (directora de Gestión de Recursos Humanos de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior); y Agustín Carretero Sánchez (gerente de la Academia de Policía Local de Madrid).

Maru Menéndez denunció, además, que se trata de "un acto bochornoso y de un nuevo escándalo" que confirma una actitud "oscurantista" por parte del PP "con respecto al buen funcionamiento de la comisión de investigación". "Se demuestra una vez más que el PP tiene mucho que ocultar", dijo Menéndez, quien ha insistido en que el PSOE "no va a cejar en su empeño en que se esclarezca toda la verdad".

La portavoz socialista también avanzó que su grupo ha vuelto a registrar un nuevo escrito en el que solicita a la presidenta de la comisión de investigación que la convoque para establecer ya los calendarios de comparecencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2009