"Es un hombre poco apto para trabajar con mujeres"

Se publica la carta en la que Dominique Strauss-Kahn, director del FMI, es acusado de abuso por una subordinada

"Ha abusado de su posición para relacionarse conmigo. Yo no estaba preparada para las insinuaciones del director del FMI (...). Pensé que iba a ser malo para mí tanto si aceptaba como si le rechazaba". Éste es el inicio de la carta que la economista Piroska Nagy envió al Fondo Monetario Internacional para denunciar uno supuesto acoso. El texto lo publica ahora la revista francesa L?Express.

"Temo que este hombre tenga un problema que le haya convertido en alguien poco apto para trabajar en una organización en la que trabajen mujeres", añade Piroska Nagy en la carta.

El FMI tras recibir esta carta abrió una investigación para determinar si su director general dio trato de favor a Nagy antes de que ésta se cogiera una excedencia el pasado mes de agosto. Strauss-Kahn envió una carta a los empleados del organismo para pedir perdón por el "incidente". "Este incidente constituye un error por mi parte, por lo que asumo mi responsabilidad", escribió, a lo que añadió en su defensa: "Creo firmemente que no he abusado de mi posición".

El consejo ejecutivo del Fondo Monetario Internacional concluyó que Dominique Strauss-Kahn cometió un "grave error de juicio" pero no acoso ni favoritismo ni abuso de poder en su relación amorosa con una empleada. Según los resultados de la investigación abierta para esclarecer el asunto, un "desliz".

La breve relación entre Strauss-Kahn y Nagy, alto cargo del departamento para África del FMI, comenzó a principios de 2008. En agosto, la funcionaria dejó el organismo.

El FMI no quiso comentar ayer el contenido de la misiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de febrero de 2009.