Confirmados los 1.933 años a Maeso por 275 contagios de hepatitis C

Los 1.933 años de condena al anestesista Juan Maeso no se tocan. El Tribunal Supremo rechazó ayer el recurso presentado por el médico y decidió no rebajar ni un solo día la sentencia que se le impuso por contagiar de hepatitis C a casi tres centenares de sus pacientes entre 1988 y 1997 en cuatro hospitales de Valencia, según fuentes del tribunal.

Tras un proceso que se eternizó durante nueve años, la Audiencia de Valencia condenó en mayo de 2007 a Maeso, de 68 años, a siete años de prisión por cada uno de los 275 enfermos a los que transmitió el virus y otros ocho por homicidio imprudente por los cuatro que fallecieron tras la infección. Además, fijó 20,3 millones en indemnizaciones a pagar por la Generalitat valenciana como responsable civil subsidiaria.

El facultativo se reservaba para él parte de la anestesia destinada a sus pacientes, según la sentencia. Primero se inyectaba él mismo en el quirófano una pequeña dosis y luego administraba a los enfermos el resto junto a trazas de sangre contaminada.

El fallo dejó claro que Maeso "usó fármacos opiáceos o tóxicos para sí continuamente en un periodo prolongado de tiempo". Todo ello, como apuntaron varios de los testigos en el proceso, para poder simultanear su trabajo como jefe de servicio de anestesia y reanimación en el pabellón maternal del hospital La Fe, de Valencia, con una intensa actividad profesional en la sanidad privada, donde gozaba de un gran prestigio.

La familia del condenado insistió ayer en su inocencia al considerar que es una víctima más del contagio masivo. Por ello, anunció que presentará un recurso contra la decisión del Supremo tanto en el Tribunal Constitucional como en el de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS