Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cárcel por amenazar de muerte a una alcaldesa del PP

Un proetarra deberá indemnizar a la regidora de Lizartza con 12.000 euros

La Audiencia Nacional ha condenado a dos años de prisión a Pello Olano por haber amenazado de muerte a Regina Otaola (PP), alcaldesa de Lizartza (Guipúzcoa), tras un pleno de la corporación celebrado el 7 de septiembre de 2007 y cuando la regidora intentaba izar la bandera española junto con la ikurriña en el balcón del Ayuntamiento.

Otaola había ganado en mayo de ese año la alcaldía porque el PP fue el único partido legal que se presentó a las elecciones (logró 27 votos en una población de 600 habitantes y tradicionalmente abertzale). Ni PSE ni PNV concurrieron. El agresor de Otaola, Pello Olano, ocupaba el puesto número 2 en la candidatura Lizartzako Abertzale Sozialistak, anulada por el Supremo por considerarla sucesora de los partidos ilegalizados Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y Batasuna por su vinculación con ETA.

La sentencia declara probado que Olano, que estaba en la plaza frente a las dependencias municipales, señaló con el dedo a la alcaldesa y le gritó: "¡Otaola, vas a morir!". Al oírle, la regidora le espetó: "Repítelo", pero Olano no respondió.

El acusado negó en el juicio que hubiera amenazado a la alcaldesa, pero cuatro ertzainas que se encontraban ese día de servicio frente al Ayuntamiento declararon que oyeron a Olano lanzar su amenaza de muerte al tiempo que señalaba a Otaola con el dedo. Ninguno de los cuatro agentes tuvo dudas de que Olano había sido el que había gritado, porque todos ellos le conocían previamente. La alcaldesa también le oyó y ya conocía a Olano de incidentes anteriores -aunque no sabía su nombre-, pues el acoso a la corporación municipal había sido constante.

El tribunal considera que los hechos constituyen un delito de amenazas no condicionales terroristas o relacionadas con actividades terroristas, por ser el autor una persona que, sin pertenecer a una banda terrorista, contribuye a sus fines.

La sentencia condena también a Pello Olano a indemnizar a la alcaldesa con 12.000 euros en compensación por el desasosiego causado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de febrero de 2009