Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CEOE reclama despidos colectivos libres

Solbes urge a empresarios y sindicatos a que pacten reformas laborales

La patronal ha vuelto a marcar posiciones ante la ronda abierta, aunque poco fructífera hasta el momento, del diálogo social. Ya había reclamado el abaratamiento del despido, la rebaja de las cuotas sociales y la de impuestos. Ayer reclamó que los despidos colectivos, los famosos ERE, no precisen el visto bueno de las autoridades. "Los ERE deben ser rápidos y sin la necesidad de autorización previa de la Administración", afirmó el presidente de la gran patronal española, CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

La regulación actual exige que para llevar adelante un ERE, la empresa que lo plantea debe tener luz verde de las autoridades laborales, autonómica si sólo afecta a una comunidad o estatal si lo hace a más de una. Y este paso, en el que los sindicatos han exigido mayor rigor a la Administración por el aumento del último año (un 60% en 2008 en las solicitudes) es el que piden que se elimine los empresarios.

La respuesta más contundente a Díaz Ferrán llegó desde UGT. Para el sindicato "la única obsesión" del presidente de CEOE, "es cómo destruir empleo de la forma más rápida y barata". Esta demanda llega cuando el Gobierno ha planteado en las mesas de diálogo social la reformulación de la normativa de los ERE en lo que respecta a despidos colectivos temporales y prejubilaciones. Y además fue acompañada de una defensa a la actuación de la banca en la crisis. "Está haciendo todo lo posible para ayudar a las empresas y entiendo que no pueden dar más [crédito]", declaró Díaz Ferrán tras su intervención, en la que había reclamado al Ejecutivo mayor liquidez para las empresas a través del ICO.

A la respuesta sindical para facilitar los ERE, hay que sumar la que dio el vicepresidente económico. "Hay que buscar un equilibrio entre el interés de los empresarios y el de los trabajadores", declaró Pedro Solbes al finalizar su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso. Minutos antes, frente a los diputados de la oposición, el ministro había apremiado a los agentes sociales "para mejorar el funcionamiento del mercado laboral" y que alcancen acuerdos, "con la urgencia que plantea la crisis actual".

En la contestación a los grupos de la oposición sobre la crisis económica, el ministro de Economía afirmó: "Con el tiempo veo algunas dificultades más en 2010 que no he visto en algunos momentos". Sin embargo, situó la recuperación del crecimiento en el año próximo.

No fue la voz de Solbes, la única del Ejecutivo que abogó por una reforma laboral. Javier Vallés, director de la Oficina Económica de Moncloa, tras afirmar que su funcionamiento es "manifiestamente mejorable", pidió una reforma para reducir la temporalidad. También la pidió el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, aunque descartó tajantemente que eso suponga abaratar el despido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de febrero de 2009