Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton exige a Corea del Norte que finalice su programa nuclear

La secretaria de Estado elige Asia para su primera gira

Hillary Clinton inició ayer en Japón su primer viaje como secretaria de Estado estadounidense con una advertencia a Corea del Norte para que cumpla el compromiso adquirido de desmantelar su programa nuclear. Así lo afirmó al llegar a Tokio, donde comenzó la gira asiática, que incluye también Indonesia, Corea del Sur y China. "He escogido Asia para trasladar que las relaciones de EE UU a través del Pacífico son indispensables para afrontar los desafíos y aprovechar las oportunidades que presenta el siglo XXI", señaló. Clinton dijo que durante su reunión con los líderes japoneses tratará temas de "dimensión global", que van más allá de lo bilateral, como el cambio climático, las energías limpias y la crisis económica.

EE UU considera "indispensables" sus relaciones en la región del Pacífico

También forman parte de la agenda Afganistán, Pakistán y la no proliferación nuclear. Una cuestión, esta última, que cobra especial relevancia después de que Corea del Norte sugiriera ayer que se dispone a efectuar un ensayo de misiles de largo alcance, como parte de lo que llama su programa espacial.

El régimen de Kim Jong-il ha accedido a poner fin a su programa de armamento atómico a cambio de ayuda económica y otros incentivos. Pero ha acusado a Washington y otros países de intentar bloquear sus planes de "investigación científica pacífica". La agencia oficial norcoreana KCNA aseguró ayer -en el 67º cumpleaños del llamado "querido líder"- que la nación tiene derecho al "desarrollo espacial", un término que ha utilizado en el pasado para disfrazar un ensayo de misil como lanzamiento de satélite. Clinton advirtió la semana pasada a Pyongyang contra cualquier "acción provocativa y retórica inútil".

La elección de Asia como primer destino lanza un claro mensaje de la importancia que la Administración de Barack Obama concede a la región, especialmente en estos momentos, para trabajar en la resolución de "problemas que", según dijo Clinton, "ninguna nación -incluida la nuestra- puede resolver sola".

La jefa de la diplomacia estadounidense hizo hincapié en la importancia de la relación entre Washington y Tokio, de la que afirmó que es una piedra angular de la seguridad en la región. Clinton tiene previsto firmar un acuerdo para desplazar 8.000 de los 50.000 marines de las bases que tiene el Pentágono en la isla japonesa de Okinawa a la isla estadounidense de Guam.

Clinton viajará mañana a Indonesia, donde quiere enfatizar la intención de estrechar lazos con las naciones del sureste asiático, algunas de las cuales tuvieron ásperas relaciones con la presidencia de Bush. Indonesia es hogar de la mayor población musulmana del mundo. Tras Corea del Sur, la secretaria de Estado planea llegar el viernes a Pekín, donde abordará, entre otros, el papel que puede desempeñar la tercera economía del mundo en la recuperación global y el cambio climático.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 2009