Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Castellano: "Éticamente, cada uno puede tener su opinión"

Serafín Castellano, consejero de Gobernación del Gobierno valenciano, explica así a este periódico la concesión de obras a Construcciones Taroncher, empresa con la que tiene vinculaciones personales: "Se ha reformado el edificio de la Consejería y habilitado despachos para los altos cargos, incluyendo el mío. Es posible que esa empresa haya hecho parte de la reforma, pero en absoluto la he beneficiado. No tengo nada que esconder. Sobre esto, ética y estéticamente cada cual puede tener su opinión".

Castellano reconoce que su esposa ha comprado unos terrenos en Llíria en compañía de María Ángeles González, la dueña de Construcciones Taroncher, y que él mismo ha firmado un préstamo hipotecario solidario con ambas para el pago de los terrenos.

"Firmé el préstamo porque tengo sociedad de gananciales, pero lo hice como particular y pago la parte que me corresponde. Cada uno paga lo suyo", añadió Castellano. El político reconoce la amistad que le une a la dueña de la constructora y a su esposo: "Les conozco hace muchos años y somos amigos. Entré en política hace 20 años y mi patrimonio está claro. Soy más pobre que antes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 2009