El juez Carretero no favoreció a los policías del 'caso Coslada', según un fallo judicial

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha fallado que el juez Adolfo Carretero no incurrió en "conducta delictiva alguna en la adopción de distintas resoluciones judiciales" recaídas en su Juzgado, el número 3 de Coslada, por lo que se ha decretado el archivo de la causa. La sospecha inicial era que favoreció el archivo de las denuncias contra agentes municipales debido a su amistad con Ginés Jiménez, el presunto jefe de la trama de agentes locales de Coslada. La fiscalía pidió los procedimientos en los que supuestamente había influido ilegalmente Carretero, según los denunciantes.

De entrada, la fiscalía dio por hecho que le resultaba imposible a dicho juez amañar el reparto de las causas, en este caso contra agentes municipales de Coslada, para que recayeran sobre sí, ya que tal función correspondía al juez decano. La denuncia apuntaba que tales causas siempre recaían en su juzgado. Es verdad que algunas afirmaciones eran tan genéricas que resultaban de imposible comprobación, según el escrito de la fiscalía, amén del largo tiempo acaecido desde que habían ocurrido los hechos, desde 1995 a 1997. "Ello supone ya un obstáculo serio tanto para su correcta investigación como, sobre todo, para su acreditación", sostenía el ministerio público.

Más información
Sale de prisión 'la mano derecha' del 'sheriff' de Coslada
Libertad provisional para el 'sheriff' de Coslada

"El examen de los mismos", como reconoce la fiscalía, "no aporta indicios suficientes que permitan sustentar la existencia prevaricadora o, de otro modo, delictiva en las resoluciones dictadas por el magistrado-juez denunciado". Carretero se siente aliviado por este fallo. "Mi desgracia es que he sido amigo de Ginés Jiménez, pero nunca he prevaricado", señaló.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS