Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero critica a Ordóñez y sus ideas "neoconservadoras"

El presidente rechaza otra vez abaratar el despido

El Gobierno no ha tardado ni un día en responder a la propuesta del Banco de España de abaratar el despido. Y lo ha hecho por boca de su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero: "No debemos ir por ese camino". En su respuesta, el Ejecutivo encontró ayer el apoyo de los sindicatos que criticaron con gran dureza la propuesta de reforma de mercado laboral que el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, enunció el pasado miércoles.

Zapatero, cuyo Ejecutivo nombró a Fernández Ordóñez hace casi dos años, afirmó que comparte algunas de las propuestas del gobernador. En cambio, calificó de "neoconservadoras" aquellas que tratan de "adelgazar el Estado de bienestar". En su opinión, lo que crea empleo es la actividad, no el recorte de derechos de los trabajadores, dijo en la presentación de los retos para la presidencia española de la Unión Europea, prevista para 2010.

Mucho más contundente fue el ministro de Trabajo. Para Corbacho, el análisis de Fernández Ordóñez es "parcial". "No me parece que la única reflexión que haya que hacer sea sobre la flexibilidad laboral. Estamos en una crisis que no tiene ahí su origen", reprochó. A continuación, señaló que uno de los principales problemas actuales es el de la liquidez. Y en ese análisis, "el gobernador del Banco de España no debería estar ausente", atacó Corbacho.

Las críticas más duras a Fernández Ordóñez llegaron desde los sindicatos. "En términos democráticos la actitud de este señor [en referencia al gobernador] es preocupante", atacó Toni Ferrer, secretario de Acción Sindical de UGT. "Lo único que puede parecer es un ejercicio de sustracción de responsabilidad. El Banco de España es una institución con responsabilidad en la crisis. Ha apoyado la subida de tipos de interés. Ahora no habla del reparto de dividendos de bancos, y lo único que dice es sobre el mercado laboral", criticó Ferrer, para a continuación sugerir: "Espero que en el Congreso alguien lo cite".

La misma receta

También el máximo dirigente de CC OO cargó contra la propuesta del Banco de España. Ignacio Fernández Toxo la calificó de "trasnochada" e "inoportuna". "Algunas personas tienen la misma receta desde hace 20 años. Les sirven para situaciones de crecimiento fuerte de la economía, como los últimos 14 años, o para situaciones de recesión como la actual", añadió en referencia, no sólo a la postura de Fernández, sino a la de las patronales empresariales.

Incluso el Partido Popular, partidario de reformar el mercado laboral, criticó ayer a Fernández Ordóñez. Su portavoz económico, Cristóbal Montoro, calificó de "cuasi alarmista" la propuesta del Banco de España, y le reclamó "propuestas sensatas".

Pero el aluvión de críticas no desanimó al supervisor bancario. Ayer fue su jefe del Servicio de Estudios, José Luis Malo de Molina, quien afirmó que el mercado laboral español adolece de rigidez. "Siguen siendo necesarias reformas que mejoren la relación entre flexibilidad y seguridad. Para parar la sangría del empleo estaría justificado recurrir a medidas excepcionales de carácter transitorio que maximicen los incentivos al mantenimiento de las plantillas y la contratación de trabajadores", subrayó.

También desde el Banco Central Europeo (BCE) hubo apoyo a Fernández Ordóñez. El miembro de la ejecutiva de la entidad, José Manuel González-Paramo, se manifestó a favor de la reforma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de febrero de 2009