Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 'pymes' denuncian la morosidad de la Administración

Las administraciones públicas deben a las empresas unos 33.000 millones de euros y el retraso en el pago supera los seis meses, lo que, sumado a la crisis, ha llevado a las pymes a una "situación límite". Éste es el diagnóstico de Jesús Bárcenas, presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme). Bárcenas asegura que, en este contexto, el Fondo Estatal de Inversión Local impulsado por el Gobierno, que está dotado con 8.000 millones, resulta insuficiente.

La morosidad de las administraciones públicas no es un fenómeno nuevo, pero se ha acentuado con la crisis económica y sus efectos son ahora más negativos porque el acceso al crédito es más difícil para las empresas.

La situación ha llegado a tal punto, subrayó Bárcenas, que ahora, aunque un Ayuntamiento entregue un pagaré al empresario, el banco puede no aceptarlo. El caso extremo que ejemplifica la situación "límite" ha sido la reciente amenaza de un empresario de quemarse a lo bonzo si el Ayuntamiento de Loeches (Madrid) no le pagaba la deuda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de febrero de 2009