Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Güemes 'vende' en Barcelona el sistema sanitario madrileño

Empresarios catalanes se interesan por el tipo de gestión que rige en los nuevos hospitales de la región

Esta vez no se encontró con protestas de trabajadores. El consejero de Sanidad madrileño, Juan José Güemes, defendió ayer su modelo "público-privado" de gestión de los hospitales, aceptó gustoso la etiqueta de liberal radical que, aseguró, le ha colgado la izquierda, y volvió a cargar contra los liberados sindicales "aferrados a sus privilegios". Los aludidos estaban muy lejos: Güemes hablaba en Barcelona, en un complejo de negocios del puerto.

El público oía -y asentía- a las afirmaciones del consejero en el World Trade Center, invitado por el Círculo de Infraestructuras, una fundación que impulsan, entre otras, constructoras como FCC u OHL y que preside el diputado de CiU Pere Macias. Él fue quien presentó a Güemes a los empresarios e ingenieros habituales a los actos del Círculo, a los que ayer se sumaron gestores sanitarios catalanes deseosos de conocer cómo el Gobierno regional madrileño ha construido ocho hospitales desde 2004.

El consejero explicó que la Comunidad aplica el 'modelo Majadahonda'

"No he inventado nada", les aseguró Güemes, que explicó que lo ha hecho aplicando el "modelo Majadahonda". En el nuevo hospital de esa localidad, explicó, se ha extendido a todos los ámbitos no sanitarios, como la administración de los historiales clínicos, el principio privado de gestión que ya regía, por ejemplo, en las cafeterías. Es decir, "delegando todo lo que no se refiere a lo indelegable", según la tautológica definición de Güemes. Obvió los problemas en el arranque de ese hospital -"hemos abierto ocho hospitales, y abrir un hospital quiere decir abrirlo con todo", aseguró- y en las urgencias, donde aseguró que había desaparecido la saturación.

Boi Ruiz, presidente de la Unión Catalana de Hospitales, la patronal del sector, dijo ver "con simpatía la evolución de Madrid", porque ha comportado como "efecto colateral" la reapertura del debate sobre lo público y lo privado en Cataluña. Lluís Monset, director de la Agrupación Catalana de Establecimientos Sanitarios, que agrupa a la sanidad privada, se preguntó cómo extenderlo a otros ámbitos de la Administración, como la justicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de febrero de 2009