Merkel exige al Papa claridad ante el Holocausto

Alemania protesta por el fin de la excomunión a un obispo negacionista

La canciller federal alemana, la democristiana Angela Merkel, pidió ayer a Benedicto XVI que "deje bien claro que no se puede negar" el Holocausto. Para Merkel, el Vaticano "no ha explicado satisfactoriamente" la decisión de revocar la excomunión de Richard Williamson. El obispo tradicionalista cuestiona el genocidio de los judíos. La negación del Holocausto es un delito en Alemania.

Con sus declaraciones, Merkel recoge la ola de indignación provocada por las decisiones recientes del bávaro Joseph Ratzinger. Merkel advirtió de que "una decisión del Vaticano que extienda la noción" de que se puede negar el asesinato de seis millones de judíos "no debe quedar sin consecuencias".

La rehabilitación, el pasado 24 de enero, de Williamson y otros tres obispos lefebvrianos inició un encendido debate público en Alemania. El vicepresidente del Consejo Central de los Judíos, Dieter Graumann, habló de "una señal tóxica contra la reconciliación". El grupo perdonado por el Papa se distingue por su antisemitismo y mantiene posiciones tridentinas contra el Islam, la homosexualidad y el protestantismo.

Más información

Ayer, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, recordó que la semana pasada el Papa mostró su "plena e indiscutible solidaridad" con los judíos y afirmó que el Holocausto era "un hecho histórico probado". El Papa "no podía haber sido más claro", replicó Lombardi a Merkel.

Sin embargo, las presiones aumentan también en el seno de la Iglesia. El cardenal y obispo de Maguncia, Karl Lehmann, habló en la noche del lunes de "catástrofe" y pidió explicaciones "de las más altas esferas" vaticanas. El cardenal alemán Walter Kasper dijo que estaba muy preocupado por el agrio debate sobre la figura del Papa, que fue tan celebrada por sus compatriotas hace un par de años.

Kasper habló de "deficiente comunicación" y de otros "accidentes laborales" de este pontificado. Entre éstos, figura la cita que hizo Ratzinger en 2006 de un emperador bizantino del siglo XV para ilustrar las tendencias violentas del Islam. El pasado Viernes Santo, pidió la "conversión" de los judíos. Y ha ordenado obispo de Linz a Gerhard Wagner, que acusa de satanismo a Harry Potter.

Merkel y el Papa, en la visita de éste a Alemania en 2006.
Merkel y el Papa, en la visita de éste a Alemania en 2006.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción