Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moratinos buscará una "solución satisfactoria"

La noticia de que la Audiencia Nacional investiga un ataque realizado en 2002 por el Ejército israelí pilló al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en el Congreso, a donde acudió para informar sobre la última ofensiva contra Gaza. Tras subrayar que la justicia española "es independiente", por lo que puede hacer "lo que estime oportuno" y el Gobierno debe respetarla, Moratinos anunció que, cuando hablara con su homóloga israelí, Tzipi Livni -quien anoche le llamó para transmitirle su "preocupación" por el auto judicial-, le trasladaría su voluntad de hacer "todo lo necesario para que [la decisión del juez] tenga el menor impacto [en las relaciones bilaterales] y pueda tener una solución satisfactoria". No aclaró en qué consistiría, pero se comprometió a tener informado al Gobierno israelí, lo que ayer ya hizo su gabinete a través del embajador en Madrid, Raphael Schutz.

Moratinos mantuvo también ayer su primera conversación telefónica con la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton. Se trató de una presentación, a juzgar por las palabras del ministro. "Hemos quedado en llamarnos Miguel y Hillary, para que la comunicación sea más fácil", explicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de enero de 2009