Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pide a sus cargos locales cordura sobre las cajas

"No hemos amenazado a nadie con abrir un expediente ni nada por el estilo, no queremos dramatizar, pero sí hemos pedido sentido común y lógica a la hora de opinar sobre la ubicación de la futura sede de la gran caja". El vicesecretario del PSOE andaluz, Luis Pizarro, respondió ayer así a la pregunta de si había dado instrucciones a los cargos provinciales y locales de su partido para que no entren en polémica respecto a la ciudad que se llevará la sede de una hipotética caja fusionada. "No tiene sentido y es una pérdida de tiempo hablar de algo que no ha ocurrido", subrayó, y bromeó: "A lo mejor no hay ni sede, sino un ordenador".

Tras presidir una reunión de los secretarios de área de la ejecutiva regional, Pizarro insistió en que el proceso de fusión de las cajas, un objetivo que siempre ha defendido el PSOE, hay que afrontarlo con "tranquilidad, responsabilidad y lógica", y no perderse en discusiones sin interés.

Un argumento que comparte también el secretario general del PP, Antonio Sanz, aunque por otras razones. Sanz está en contra de la fusión y cree "inútil y estéril" el debate sobre la ubicación de la sede de la futura caja única andaluza. Sobre el hecho de que militantes del PP de Málaga estén recogiendo firmas para que la sede de la caja esté en esta ciudad, se defendió y dijo que es "comprensible", ya que el PSOE insiste e insiste en la fusión.

Proceso largo

Luis Pizarro recordó que se trata de un proceso largo que tiene que tener su razón de ser en los criterios económicos, y aseguró que en estos momentos la prioridad es la renovación de los órganos de Cajasol. Cuando concluya, los nuevos cargos tendrán que debatir sobre la posible unión con Unicaja, para lo que contarán con el apoyo del PSOE, que tiene previsto abrir entonces una vía de diálogo con el PP.

El dirigente del PSOE también se refirió la movilización callejera prevista por el PP para el día 15, que calificó de ejercicio de "cinismo" pues es precisamente este partido el que ha defendido el modelo económico depredador que ha ocasionado de la crisis. Además, según Pizarro, la receta que proponen los populares para salir es precisamente recortes presupuestarios y no endeudarse en obra pública. "Lo que quiere Javier Arenas es aprovechar la situación de angustia para dar la sensación de inestabilidad, sacar ventaja es lo único que le interesa", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de enero de 2009