Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pierde 1,7 millones de turistas el primer año de la crisis

Los 57,4 millones de entradas suponen la primera caída de la serie actual

De la crisis nadie se libra. Tampoco el turismo que cerró el pasado año 2008 con la entrada de 57,4 millones de turistas lo que supone una caída del 2,6% sobre los 59,1 millones del año anterior. Es la primera caída desde la actual serie iniciada en 1995. Ya quisieran para sí otros sectores esta ligera caída, tal y como considera el secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, que ayer recordó que 2008 se compara con el mejor año de la historia del sector. En 2007 hubo récord de turistas.

Al sector turístico, que sigue suponiendo más del 11% del producto interior bruto (PIB), la crisis le ha llegado más tarde pero se ha ido acentuando según han pasado los meses. Tras el mes de septiembre, la caída se ha acelerado y en diciembre el descenso ha sido del 13,8% sobre el mismo mes de 2007.

Mesquida reconoce que en 2009 la situación del sector puede ir a peor

Cataluña sigue como primer destino, pero registra el mayor descenso

Mesquida, reconoció ayer este "deterioro de los meses últimos" y añadió que "se mantendrá esta tendencia en los primeros meses de 2009 con posibilidades de que "se amplíe a todo el año". Mesquida dijo que el sector será uno de los primeros en recobrar la senda del crecimiento, aunque no se atrevió a hacer previsiones para 2009 por la "excepcional situación económica".

En cuanto a los ingresos por turismo, los últimos datos cerrados por el Banco de España son los de octubre. Hasta ese mes los ingresos eran de 37.264 millones de euros, los pagos al exterior eran de 12.132 millones, lo que sitúa el saldo en los 25.131 millones. El saldo mejora un 0,9% con respecto al mismo periodo de 2007.

Mesquida avanzó ayer que los ingresos hasta finales de noviembre alcanzaron los 49.997 millones con un ligero aumento del 0,1% sobre los 11 primeros meses de 2007. El secretario de Estado avanzó que cada turista se gastó 891,6 euros durante su estancia en España, un 3% más.

Cataluña fue la comunidad que más turistas recibió en 2008 con un total de 14,2 millones, aunque también fue la que más cayó (6,7%). Baleares, el segundo destino, recibió 10,3 millones de turistas, con un aumento del 1,4%. Canarias, con 9,4 millones de visitantes, cerró el año con una caída del 1%. Andalucía, cuarto destino, recibió 8,1 millones de turistas con un retroceso del 4%.

España sigue siendo el destino preferido de británicos, alemanes, franceses e italianos por este orden. La crisis está anidando en esos mercados y, por ello, las vacaciones de las familias al sol español se empiezan a resentir. Esos cuatro mercados suponen el 66% del total de los turistas que entraron en España.

Del Reino Unido vinieron 15,7 millones, con un descenso del 3% sobre el año anterior. De Alemania procedieron 10 millones, con una ligera caída del 0,2%. Francia envió a suelo español en el pasado año 8,1 millones de turistas, cifra un 8,5% menor que en 2007. Los turistas franceses están cambiando Baleares como destino preferido (subieron el 15,1%) y dejaron Cataluña (caída del 15,9%).

El avión sigue siendo el medio mayoritario de traslado ya que por esta vía llegaron 44,4 millones (el 77,3% del total), similar cifra que un año antes. Los hoteles siguen perdiendo peso en el turismo, ya que del total de entradas el 64% se hospedó en hoteles, cifra que cayó el 2,2%, como viene sucediendo en los últimos años. La estacionalidad se mantiene como el gran problema estructural del modelo turístico español, ya que el 65% de los turistas sólo busca sol y playa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de enero de 2009