Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ACM reclama otro contrato de la Copa del América con el litigio abierto

La empresa America's Cup Management (ACM), del equipo de vela suizo Alinghi, quiere concretar cuanto antes las condiciones para una nueva edición de la Copa del América en Valencia. Así se lo trasladó ayer a las tres administraciones implicadas en el evento -el Gobierno, con los ministerios de Administraciones Públicas y de Economía, el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat- en una reunión celebrada en Madrid. Alinghi busca reforzar su propuesta para celebrar la Copa en 2010, apoyada por otros 18 sindicatos de vela, frente a la pretensión de los norteamericanos del BMW-Oracle de esperar a la resolución judicial del litigio que mantiene empantanada la competición.

Pero la incertidumbre en torno a la decisión final de los jueces en el enfrentamiento entre suizos y norteamericanos por el control de la Copa obliga a barajar diferentes calendarios y formatos para la competición, como admitió ACM en la reunión. Una circunstancia que hace "muy difícil" negociar los términos de un contrato para la celebración de las regatas, apuntaron ayer fuentes del Ministerio de Administraciones Públicas.

El Gobierno reiteró a ACM que su compromiso con la Copa "no se mueve un ápice" y que la voluntad para que se repitan las regatas en Valencia es "inequívoca", como han demostrado las inversiones en el puerto o el decreto aprobado en 2008 para mantener las exenciones fiscales a los equipos participantes. No obstante, la concreción de un contrato "exige seguridad jurídica", apuntaron las mismas fuentes.

ACM desistió del acuerdo para una segunda Copa en Valencia al no ver un fin próximo del conflicto judicial. Ese contrato preveía el pago por parte de las administraciones de un canon de 105 millones de euros y dejaba la dársena del puerto en manos de la empresa de las regatas, entre otras condiciones. Las dudas sobre el final del pleito con Oracle no se han despejado desde que ACM renunció al contrato. A pesar de ello, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, insiste en que el Ayuntamiento y la Generalitat firmarían otro enseguida.

Las administraciones y ACM, que dijo tener ofertas de otras ciudades, mantendrán los contactos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2009