Alerta por un temporal de nieve de cuatro días sobre Barcelona

Las 10 estaciones de esquí prevén recibir un 20% más de visitantes

Un nuevo temporal de nieve -menos violento, eso sí, que el del pasado Sant Esteve- llega hoy a Cataluña y promete dejar nevadas en el litoral y el área de Barcelona, poco acostumbradas a cubrirse de blanco. La Generalitat activó ayer la fase de alerta del plan especial de emergencias por nevadas (Neucat), que se intensificarán a partir de esta tarde y se alargarán, según las previsiones oficiales, hasta el viernes.

Las nevadas serán "moderadas e intermitentes", y a diferencia de las de hace unos días, no vendrán acompañadas de fuertes vientos ni de alteraciones marítimas. Por esa razón, serán menos peligrosas. El director general de Protección Civil, Josep Ramon Mora, se mostró prudente: "La nieve puede caer en zonas donde casi nunca nieva, y la gente ha de ser consciente y ha de tomar las medidas adecuadas", dijo. En el mismo sentido se expresó el director del Servicio Catalán de Tráfico, Josep Pérez Moya, que pidió a los conductores "sentido común" frente a las nieves y que lleven, entre otras cosas, cadenas.

Lo que para unos es preocupación para otros es motivo de alegría. La temporada de esquí en Cataluña va camino del récord de cifras de afluencia. La abundante nieve y las excelentes condiciones de las pistas hacen prever que en los 10 complejos invernales catalanes se recibirá un 20% más de esquiadores que el año anterior, según las primeras valoraciones de las estaciones de esquí. Masella, en Girona, comunicó ayer que sus pistas, abiertas totalmente desde el arranque de la temporada, registraron una afluencia de 88.000 esquiadores durante las fiestas navideñas, del 20 de diciembre al 5 de enero.

Cifras de récord

Fuentes de Baqueira-Beret aseguran que el centro aranés terminará este periodo con una media de afluencia de 10.000 esquiadores por jornada, lo que representará una afluencia total de unos 150.000 esquiadores. El pasado sábado, por ejemplo, Baqueira-Beret vendió 16.000 forfaits. De cumplirse las notables expectativas del año invernal, las estaciones de esquí prevén superar el récord de los 2,5 millones de forfaits vendidos hace tres años.

"El arranque de la temporada ha sido fantástico", aseguran los responsables del negocio del esquí. El buen estado de la nieve ha sido el factor clave del comienzo de temporada: las pistas de esquí catalanas están abiertas en su totalidad, lo que no ocurría desde hace 40 años. En cuanto al esquí nórdico, los seis centros catalanes prevén una notable temporada.

La Vall d'en Bas (Garrotxa) tras la última nevada.
La Vall d'en Bas (Garrotxa) tras la última nevada.PERE DURAN

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de enero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50