Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La violencia machista origina más de 400 denuncias al día

Los jueces piden que se comunique a la víctima si el agresor sale en libertad

El número de víctimas mortales por violencia de género, 70 en 2008, a veces no deja ver las muchas desgracias anónimas que hay detrás de este problema, sin que la mayoría de ellas, afortunadamente, acabe en el cementerio. A diario, en España, se registran algo más de 400 denuncias por maltrato machista. Las denuncias son la parte visible, puesto que se calcula, mediante encuestas, que cerca de medio millón de mujeres son víctimas de este delito sin que se atrevan a acusar pública y oficialmente a su compañero.

Los últimos datos que ayer presentó el Consejo General del Poder Judicial recogen 37.239 denuncias en el tercer trimestre de 2008, un 15% más que en el mismo periodo del año anterior. La mayoría de ellas se debe a los atestados que presentan la policía o la Guardia Civil y también a los partes por lesiones que salen de los centros médicos. 3.170 las presentaron las propias afectadas y los familiares denunciaron en 412 ocasiones. No es mucho, pero el número se ha doblado desde el segundo trimestre.

Los juzgados exclusivos dictan un 83% de fallos condenatorios

Normalmente, el miedo o la inconsciencia de estar percibiendo malos tratos, no ayudan a denunciar e incluso en algunas ocasiones llevan a un arrepentimiento prematuro. Un 11,4% del total de las denuncias son retiradas cuando aún no ha acabado el proceso, lo que no quiere decir que la investigación decaiga, pero muchas veces se pierde con ello una prueba crucial para llegar a término. Como media, un 64% de las condenas dictadas son condenatorias aunque hay grandes diferencias entre los juzgados. En los exclusivos para la violencia contra la mujer el porcentaje de condenas alcanzó el 83% en el citado trimestre, mientras que en los penales bajan al 48% y en las audiencias provinciales suben al 75%. El 36% de las absoluciones no se deben, según los expertos, a que la denuncia fuera falsa, sino a la dificultad en numerosas ocasiones para demostrar estos delitos, donde a veces la víctima es la única prueba. También destacan que el porcentaje de denuncias falsas ronda el 4%, similar al de otros delitos. Los quebrantamientos de condena han disminuido un poco en este tercer trimestre, pasando de 1.104 a 1.032. Un 73% de las medidas de protección para la víctima son acordadas. Se solicitaron en los juzgados específicos contra este delito 11.141 medidas de protección.

Por otro lado, el consejo, a través de la presidenta de su Observatorio contra la violencia de género, Inmaculada Montalbán, ha pedido esta semana que se implante un sistema de alertas en los ordenadores de los juzgados de instrucción y enjuiciamiento de estos delitos para que se avise a la víctima de forma inmediata de cualquier movimiento del condenado que pueda suponer un riesgo para ella. Por ejemplo, cuando un preso por malos tratos sale en libertad durante un fin de semana o cuando ha cumplido su condena. Esto no siempre ocurre, como viene advirtiendo la Comisión de Investigación de Malos Tratos. A veces porque el domicilio de la víctima permanece oculto, precisamente para que el agresor no lo encuentre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de enero de 2009