Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las familias se beneficiarán de la caída del Euríbor a principios de mes

El Banco de España agiliza la revisión de hipotecas al avanzar 15 días el indicador

Se trata de una escena habitual. Una familia se lleva un alegrón al enterarse de que el Euríbor ha caído justo antes de que le toque revisar su hipoteca. Pero la felicidad le dura poco, porque al recibir la notificación del banco se da cuenta de que la entidad no le ha aplicado el tipo hipotecario en mínimos, sino el del mes anterior. El Banco de España quiere acabar con esta situación y para ello ha adelantado a principios de mes la publicación del Euríbor, cuando antes lo hacía a mediados. El tipo que afecta a los hipotecados cerró diciembre en el 3,452%, su valor más bajo desde junio de 2006.

El cambio resulta especialmente beneficioso en estos meses en los que el índice hipotecario bate récords de bajadas. El Banco de España tardaba 15 días en hacer público un dato que todo el mundo conocía. Y éste no era efectivo hasta que uno o dos días más tarde lo publicara el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La clave de las sorpresas, habitualmente desagradables, que se llevan los que actualizan la hipoteca está en la letra pequeña del contrato que firmaron con la entidad financiera. Porque ahí se puede establecer que el tipo al que se pagan los intereses sea el vigente, o el de uno o varios meses antes.

El ahorro que la medida traerá para una familia que revise su préstamo la próxima semana -una vez que el dato hecho público ayer aparezca en el BOE- rondaría los 912 euros anuales para el caso de una hipoteca de 150.000 euros a pagar en 25 años y con un diferencial del 0,5%.

Para agilizar la traslación de la bajada del Euríbor a los bolsillos de hogares y empresas endeudadas, el Banco de España publicará en dos tandas lo que hasta ahora hacía de una sola tacada. A primeros de mes publicará el Euríbor, el Míbor -tipo de referencia para las operaciones firmadas antes de la entrada en vigor del euro, el 1 de enero de 2000- y la deuda pública entre dos y seis años. Y dejará para mediados de mes los índices restantes: los tipos medios de los préstamos a más de tres años para la adquisición de vivienda libre, y el tipo activo de referencia de las cajas de ahorro.

En cualquier caso, el cambio adoptado por el Banco de España es positivo en la actual coyuntura, en la que el Euríbor no sólo ha bajado con fuerza, sino que se espera que continúe haciendo lo mismo a lo largo de 2009.

Pero conviene recordar que lo que hoy supone una alegría puede convertirse en decepción en el momento en el que el Euríbor entre en una fase alcista. Porque si la agilización supone que ahora las familias se beneficiarán antes de los tipos más bajos, lo mismo ocurrirá cuando éstos vayan hacia arriba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de enero de 2009