Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un crimen cada cinco días

A tres días de finalizar el año, la región registra un 19% más de asesinatos - La violencia machista es la más elevada de España

Un crimen cada cinco días en 2008. Es la tragedia que refleja la lista de homicidios de este año, bastante más larga que los anteriores. En los tres últimos, las cifras no habían superado las 60 muertes violentas. Sin embargo, pese a que aún faltan tres días para que concluya el año, en 2008 ha cambiado esa tendencia y los asesinatos han aumentado un 19%. Desde el pasado 1 de enero, 70 personas han perdido la vida apuñaladas, a tiros o estranguladas. De ellas, 17 tenían nombre de mujer.

Los investigadores de Homicidios han tenido mucho trabajo en este año. Pero sobre todo han sido los de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, que vigila la capital y los municipios más importantes de la región, en especial los que superan los 50.000 habitantes. En este territorio, se ha pasado de 45 crímenes en 2007 a 55 este año, según los datos que maneja este periódico. Mientras, la Comandancia de la Guardia Civil, que se encarga de la seguridad de las zonas rurales, se ha mantenido en cifras similares a las de hace un año, con 15 muertes violentas en los 12 meses.

70 personas han perdido la vida a cuchilladas, a tiros o estranguladas

La capital y las localidades mayores sufren más homicidios

Entre ellos, ha habido dos casos que han desatado especialmente la alarma social de la región. El doble crimen de Alcalá de Henares, en el que fallecieron una mujer de 44 años y su hijo de 11, o la muerte de Álvaro Ussía, asesinado a las puertas de la discoteca Balcón de Rosales, han copado la crónica de sucesos durante semanas. Este último ha conducido incluso al cambio de normativas municipal y regional, relacionadas con la tramitación de licencias y la seguridad en los locales.

Otro récord negativo para la región es el de la violencia machista. La Comunidad de Madrid se sitúa a la cabeza de toda España, con 11 muertes de mujeres a manos de sus esposos o compañeros sentimentales. Tan sólo Cataluña la supera en cifras, 12 homicidios, pero en tres de estos casos, aún no se ha esclarecido si realmente son de violencia sexista.

El primero de los crímenes machistas se registró el 17 de enero en Alcalá de Henares, cuando Yolanda Becerro y su hijo de 11 años murieron apuñalados en la calle de Dulcinea. El supuesto autor y compañero de la fallecida, Lázaro Daniel A. A., de 33 años, fue detenido después de que avisara él mismo de lo que acababa de hacer.

En la mayoría de estos casos de violencia machista ha predominado el uso de las armas blancas. Sólo en uno, la víctima fue quemada. También ocurrió el 22 de enero en Alcalá, justo cinco después del doble homicidio anterior. En otro caso, el marido la asfixió. Fue el 5 de noviembre en Alcorcón, cuando Hortensia Martín Pérez, de 72 años, fue hallada muerta por asfixia en su casa. Su esposo, Carlos Domínguez Masero, de 74 años, se confesó culpable del parricidio.

Las otras seis mujeres muertas de forma violenta perecieron durante un robo, como el sufrido por una comerciante china en San Blas el 10 de febrero durante un atraco a su tienda, o a manos de familiares con problemas psiquiátricos que han matado a sus allegados. Esto último ha ocurrido en tres ocasiones. Uno de los sucesos que más revuelo causó ocurrió el 21 de enero cuando Eufemia Venerada Navafa, de 81 años, murió apuñalada por su hijo, Primitivo G. N., de 40 años, en el domicilio familiar, en el número 43 de la calle de Tinamús (Carabanchel).Tras los casos de violencia machista, el número más alto de crímenes son por ajustes de cuentas. Al menos siete personas han muerto por este motivo en 2008, según los datos manejados por este periódico. Uno de los últimos fue el homicidio de Alfredo Díaz Moreno, conocido como El Pimiento, un ladrón de 27 años, hallado muerto de varios disparos el pasado 11 de diciembre en el polígono industrial de Paracuellos del Jarama.

- Enero, el más sangriento. El primer mes del año es hasta ahora el que más trabajo ha dado a la policía. Nueve muertes se registraron en esos 31 días. Entre ellos está el ocurrido en la zona de copas Costa Polvoranca, en Alcorcón, donde murió Tarek Bourriafá, un marroquí de 26 años. Fue el primer homicidio del año. Los porteros que estaban en un local le propinaron una enorme paliza y una puñalada que le partió el corazón. Murió abandonado en medio de la calle, sin que sus amigos pudieran salir del establecimiento en el que estaban para ayudarle.

Por el contrario, abril y diciembre, con tres muertes cada uno, son en los que menos trabajo han tenido este año los investigadores. Uno de ellos fue uno de los más habituales en los últimos años: un bebé de pocas semanas fue encontrado el jueves 10 de abril en las cintas transportadoras de la incineradora de Valdemingómez. Presentaba un fuerte golpe en la cabeza.

- Los sábados, los más peligrosos. El sexto día de la semana, el sábado, es en el que se han producido mayor número de crímenes (18), con una gran diferencia respecto a su inmediato seguidor, el martes y el domingo, con 11 casos cada uno. Se debe a que la gente sale más a divertirse el sábado. Así ocurrió el 2 de agosto, cuando Junping Dong, chino de 32 años, fue tiroteado a quemarropa en un karaoke del barrio de Santa Eugenia, en Villa de Vallecas. Dos personas empezaron a meterse con el grupo en el que estaba la víctima, lo que degeneró en una trifulca que acabó a tiros. Dong murió en el hospital Gregorio Marañón.

- Más crímenes por la mañana. Una tendencia que se ha roto este año es la de las muertes nocturnas. En 2008 han fallecido violentamente más personas (27) entre las ocho de la mañana y las cuatro de la tarde, mientras que antes la estadística mostraba que se producían más entre la medianoche y las primeras horas del día. En este horario han perdido la vida 26 personas.

El domingo 28 de septiembre el conocido pinchadiscos Coco Ciëlo, Jorge Luis Revilla, de 40 años fue hallado muerto pasadas las ocho de la mañana en su casa, en la calle de Isabel la Católica (Centro). Había sido agredido y herido con una botella rota. Supuestamente, contactó con un par de jóvenes en la Puerta del Sol a los que invitó a ir a su casa. Los vecinos oyeron ruidos. Los presuntos autores ya están detenidos.

- Más españoles. Los españoles siguen a la cabeza del listado de víctimas, con 26 casos. Les siguen muy de lejos, los bolivianos (cinco), los colombianos y los marroquíes, con cuatro cada uno. Detrás están otras nacionalidades como chinos, peruanos, paraguayos, rumanos o dominicanos.

- 38 años de media. La suma de todos los años de los fallecidos llega a 2.665, lo que arroja una media de unos 38 años por víctima. En los extremos está el bebé hallado en Valdemingómez, con semanas de edad, y tres personas que han muerto con 82 años. Precisamente, el de una de estas tres víctimas fue uno de los casos más comentados del año. El viernes 15 de agosto fue hallado sin vida Ángel Salvador Añino en su domicilio de la calle de Baeza (Chamartín). Estaba atado de pies y manos y con la cabeza cubierta con una funda de almohada. Unos ladrones intentaron robarle la caja fuerte de su domicilio, pero desistieron para no hacer ruido.

- Centro, Usera y Ciudad Lineal, a la cabeza. Estos tres distritos, con cuatro muertes cada una, son los que encabezan la lista de fallecidos. Con tres, le siguen Villa de Vallecas, San Blas y Chamartín. Este último no había registrado nunca homicidios. En cambio, este año han sido Moratalaz, Tetuán y Salamanca los que no han recibido la visita de los agentes de Homicidios.

- Alcalá y Leganés. Por municipios y sin incluir a la capital, Arganda y Leganés han registrado cuatro homicidios cada uno en los últimos 12 meses. Le siguen Arganda del Rey y Fuenlabrada, con tres cada uno. Este año además han entrado en este listado localidades especialmente tranquilas, como El Vellón, Villanueva de la Cañada y Paracuellos del Jarama, entre otros.

- Zonas de copas. Los bares de copas se han cobrado este año cinco vidas, en especial a manos de los porteros. La que más repercusión ha tenido ha sido la muerte de Álvaro Ussía, de 18 años, ocurrida el pasado 15 de noviembre en las puertas de la discoteca Balcón de Rosales, en el distrito de Moncloa. La víctima fue expulsada del local y ya en la calle recibió una brutal paliza. Supuestamente, uno de los porteros le pegó con su rodilla en el pecho y le partió el esternón y el corazón. Tres de estos porteros, con edades entre 25 y 32 años, están detenidos desde el día del crimen acusados del homicidio. Este crimen movió al Ayuntamiento a iniciar un proceso de cierre de locales.

- Armas blancas. La mayoría de las muertes registradas en la región este año se ha debido a armas blancas, con 35 casos. Después le siguen las armas de fuego, tanto cortas como largas (23), y los estrangulamientos o asfixias (5). Dos personas han muerto por golpes y una mujer en Alcalá, quemada. Precisamente, el último caso registrado hasta la fecha fue la mañana del día de Navidad, cuando Rolly Christian Egoavil Hurtado, de 25 años, murió de una cuchillada en el corazón, en el piso 7º D del número 33 de la calle de Sánchez Barcaiztegui, en el distrito de Retiro. Se registró una discusión entre los residentes.

- Más de la mitad resueltos. El porcentaje de casos resueltos supera el 50%, según los datos facilitados por la policía durante el año. El mayor porcentaje se lo lleva la Guardia Civil, que ha esclarecido al menos 11 de los 15 casos que se han producido en su territorio. Al tener menos crímenes y más agentes de la Policía Judicial distribuidos por la región, pueden dedicarles más tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de diciembre de 2008