Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serbia detiene a 10 kosovares por crímenes de guerra

La policía serbia anunció ayer la detención de 10 ex guerrilleros del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) acusados de crímenes de guerra cometidos entre junio y octubre de 1999. Las detenciones se produjeron en la región de Presevo, al sur de Serbia y fronteriza con Kosovo. Los ex guerrilleros se habían trasladado hasta allí para pasar las fiestas de fin de año con sus familiares.

Los detenidos están acusados de 51 asesinatos y 159 secuestros en la ciudad kosovar de Gnjilane. Según Vladimir Vukcevic, portavoz del fiscal serbio para crímenes de guerra, los ex guerrilleros también son sospechosos de violaciones, torturas y robos a ciudadanos de Gnjilane.

Desde que en 1999 terminara el enfrentamiento armado entre la OTAN y Serbia que ha llevado finalmente a la independencia de Kosovo, la región serbia de Presevo ha sido objeto de polémica, ya que existe en ella una importante minoría albanesa. Su líder, Riza Halimi, acusó ayer a la policía serbia de haber ejercitado un excesivo uso de la fuerza durante las detenciones. "Esto es algo que ciertamente no contribuye a la estabilidad de la región", advirtió.

La policía serbia realizó una amplia operación de captura con registros en al menos 17 localidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de diciembre de 2008