Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'caso Astapa' afronta un parón por el traslado de la juez

El TSJA negó a la instructora una prórroga para seguir con la investigación

La investigación judicial del caso Astapa, la trama de corrupción del Ayuntamiento de Estepona (Málaga), cambiará de manos con el nuevo año después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) haya rechazado la petición de la juez instructora Isabel Conejo para seguir con el caso. La juez tendrá que incorporarse el 30 de diciembre a su nuevo destino, el Juzgado de Instrucción 5 de Estepona, en virtud de un traslado que ella misma pidió y que luego ha intentado posponer solicitando una comisión de servicios para el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 (del que ha sido titular hasta ahora y que investiga Astapa).

La comisión permanente del alto tribunal andaluz acordó el pasado 16 de diciembre no aceptar esta petición. Conejo registró su solicitud a través del presidente de la Audiencia de Málaga, Francisco Javier Arroyo, que hace unos días criticó el rechazo del TSJA a la prórroga pedida por la juez. Arroyo fue el único miembro de la comisión permanente que votó a favor de que se le concediera la comisión de servicios.

La juez estima que la instrucción de la trama corrupta llevará un año más

El TSJA busca cómo cubrir la vacante creada por la salida de Conejo

En la solicitud, Conejo informa al TSJA de que "no tiene inconveniente" en que "le sea concedida comisión de servicios" para el Juzgado número 1 "hasta la terminación del caso Astapa". La propia juez estima "en un año, aproximadamente" la duración de la investigación.

La resolución del TSJA no precisa las razones del rechazo, pero fuentes del tribunal explicaron que en la decisión concurren varias circunstancias. Una puede ser que la petición no la presentara la juez sino el presidente de la Audiencia. Asimismo, estas fuentes destacaron que Conejo pidió su traslado cuando ya se encontraba inmersa en la investigación de Astapa, por lo que sabía que el cambio de destino suponía dejar de instruir este caso. La intención de Conejo, que ahora se ha visto frustrada, era obtener la plaza de juez titular del juzgado de nueva creación (un destino "jugoso", según fuentes judiciales, porque no arrastra retrasos), pero quedarse en su anterior destino hasta que acabara la instrucción de Astapa, tarea a la que prácticamente se dedicaba en exclusiva desde que le fue concedido el refuerzo de un juez sustituto para que se ocupara de los demás asuntos del Juzgado.

La comisión de servicios que planteaba la juez implicaría, por tanto, nombrar a otro juez sustituto para el juzgado de nueva creación (un hecho inusual, según fuentes judiciales). El traslado de Conejo supondrá irremediablemente un parón para la investigación del caso Astapa. Fuentes del TSJA señalaron que se están buscando fórmulas para que la plaza que deja Conejo no quede vacía hasta el próximo concurso de traslado o hasta que se incorporen nuevos jueces procedentes de la escuela judicial. Una de las soluciones, según estas fuentes, podría ser ofertar una comisión de servicios en el Juzgado 1 de Estepona.

La juez del caso Astapa ha imputado hasta el momento a 63 personas por presuntos delitos de cohecho, blanqueo, tráfico de influencias, prevaricación, malversación y fraude, todos relacionados con una trama de pago de comisiones a cambio de recibir trato beneficioso en decisiones municipales de distinto ámbito, aunque principalmente urbanístico.

El pasado día 9, antes de cambiar de juzgado, la juez decretó la libertad bajo fianza de 150.000 euros del ex alcalde Antonio Barrientos (PSOE), su jefe de gabinete, José Flores, y los concejales del Partido Estepona (PES) José Ignacio Crespo y Manuel Reina que gobernaron en coalición con los socialistas entre 2003 y 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de diciembre de 2008