Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG apoya al PSOE de Ferrol para aprobar los presupuestos

Irisarri reprocha a IU su "extraña alianza" con la derecha

Romper la coalición con Izquierda Unida está poniendo en más de un aprieto al alcalde de Ferrol, Vicente Irisarri. El regidor criticó ayer la "extraña alianza" que sus ex socios de IU parecen haber forjado con PP e Independientes por Ferrol con ánimo de "castigar personalmente al alcalde y políticamente al PSOE" por encima "de cualquier otra cosa".

Con un acuerdo más simbólico que efectivo, el gobierno en minoría de Irisarri, con nueve ediles, se aseguró ayer el apoyo de los dos concejales del BNG a los presupuestos municipales del 2009, que ascienden a 76 millones de euros, sumando todas las aportaciones, frente al tridente opositor de PP, IF e IU, que suman 14 votos. El regidor y el portavoz nacionalista, Xoán Xosé Pita, escenificaron el acuerdo que el BNG define como "oposición constructiva" frente a "conflictos artificiales" con un apretón de manos sobre el documento suscrito. No obstante, el respaldo de los nacionalistas "a la gobernabilidad de la ciudad" y condicionado a incorporar seis propuestas al documento económico, no le garantiza a Irisarri la mayoría en una corporación de 25 ediles donde, votación tras votación, la oposición doblega al gobierno local en plenos tan caóticos y maratonianos.

Desde que en octubre fueran expulsados del gobierno, los cuatro ediles de IU, liderados por Yolanda Díaz, han respaldado las mociones de las dos formaciones de derechas, PP e IF, para recortar el salario del alcalde un 35% (de 73.000 a 47.500 euros) y desbancarlo del Consejo de Administración del puerto designando en su lugar a un concejal de IU. Esta semana, la oposición consiguió revocar todos los representantes del gobierno local en los distintos organismos y entidades y repartió los cargos entre los cinco grupos de la corporación proporcionalmente al número de votos.

Irisarri apeló ayer al "sentido común político" para reconducir la situación porque "no parece lógico que los que anteayer se negaban el pan y la sal -en alusión a IF, PP e IU- voten 13 veces conjuntamente" en un mismo pleno, "ralentizando, entorpeciendo y torpedeando" la acción del gobierno. El regidor lanzó dardos envenenados contra sus antiguos socios "comunistas", a los que reprocha que adopten posturas "difíciles de explicar salvo que los intereses del partido estén por encima de los de la ciudad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de diciembre de 2008