Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primera demolición en La Axarquía

Derribada una casa en construcción en suelo no urbanizable en La Axarquía

La normalización urbanística en la comarca de La Axarquía, donde se estima que hay unas 10.000 viviendas levantadas en suelo no urbanizable, sigue dando pequeños pasos. Por primera vez una actuación disciplinaria en la zona ha derivado en una demolición, la de una casa en construcción en el entorno del pantano de La Viñuela. En pocos minutos, una retroexcavadora redujo a escombros sobre las 8.30 de la mañana de ayer la estructura de la vivienda, de una planta de 80 metros cuadrados que se levantaba sin licencia.

Una sola demolición ante la la dimensión del fenómeno de la construcción en suelo rústico en la comarca puede parecer en principio una medida aislada, insignificante. Pero está cargada de valor simbólico e ilustra el punto de inflexión en la política urbanística en la zona.

El alcalde imputado por permitir casas en rústico, actúa ahora contra ellas

La demolición es una medida disciplinaria adoptada por el Ayuntamiento de La Viñuela, uno de los municipios donde se acumulan más irregularidades y cuyo alcalde, Juan Millán (PSOE), será juzgado en febrero de 2009 por dar tres licencias de obras en suelo no urbanizable, presunta prevaricación por la que la fiscalía le pide una pena de 18 meses de prisión. Es el mismo alcalde que ha firmado el decreto de demolición de la vivienda ejecutada ayer.

Además, la actuación disciplinaria es fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento y la Junta que en los últimos meses han preferido priorizar la búsqueda de fórmulas pactadas de normalización y aparcar las discrepancias que mantenían y que han impedido, de momento, aplicar las medidas que contemplaba el Plan de Ordenación del Territorio (POT) de La Axarquía aprobado definitivamente en julio de 2006.

La consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio ha ofrecido a los ayuntamientos de La Axarquía concertar un plan de inspección que persigue poner al día el estado de su urbanismo, con la elaboración de un inventario de construcciones en el suelo no urbanizable y después planes de ordenación que definan unas reglas de juego precisas. La inmensa mayoría de los 31 municipios de esta comarca de tradición agraria reconvertida en zona residencial ha carecido hasta ahora de planeamiento urbanístico.

Junto al de La Viñuela, otros seis ayuntamientos se han sumado al plan: Alcaucín, Canillas de Aceituno, Comares, Cómpeta, Salares y Sayalonga (donde está prevista una próxima demolición de otra edificación ilegal).

En el caso de ayer, el Ayuntamiento de La Viñuela abrió el expediente disciplinario que concluyó con la orden de demolición. La Inspección Urbanística de la Junta le ha prestado auxilio para llevarla a cabo, dada la limitación de los recursos técnicos y económicos del consistorio. El municipio redactó el proyecto de demolición y ha dirigido la obra, mientras que la consejería ha contratado la empresa que ha ejecutado el derribo y ha coordinado el despliegue preciso.

En la última reunión que el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espada, mantuvo con los alcaldes de la comarca el pasado 18 de noviembre les advirtió de que las demoliciones serán inevitables, pero que deben ser los ayuntamientos quienes realicen sus propios planes y fijen los criterios para la normalización.

La demolición de la primera construcción ilegal en suelo no urbanizable en La Axarquía coincidió ayer con la presentación de los primeros cinco planes de ordenación urbanística de municipios de la comarca. La Diputación de Málaga se comprometió hace más de cuatro años a redactar los planes de 43 municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia, pero apenas había dado avances hasta ahora.

El presidente del organismo, Salvador Pendón, entregó ayer los respectivos alcaldes los documentos para la aprobación inicial de los planes generales de El Borge, Cómpeta y Totalán; y de la adaptación a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) de los planeamientos de Alcaucín y Alfarnatejo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de diciembre de 2008