Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fraude masivo a la Seguridad Social

La policía interroga en Granada a alrededor de 200 supuestos implicados

El asunto es tan gordo que hasta a la policía le resulta imposible dar una cifra exacta del número de implicados. Al menos 200 personas están imputadas por un supuesto fraude a la Seguridad Social, redondeó ayer ante los medios de comunicación el subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz. Dos centenares de personas a las que se les acusa de defraudar a la Tesorería de la Seguridad Social sirviéndose de contratos ficticios para conseguir subvenciones, cotizar para la jubilación o recibir el paro. Tampoco se sabe la cantidad defraudada a las arcas públicas ni si se trata de una red con presencia en otras provincias.

Las investigaciones se iniciaron hace un año a raíz de una denuncia que presentó el Inem de Granada en un juzgado de Madrid. La operación policial comenzó el pasado lunes y se prevé que se prolongue toda la semana. Los imputados no han estado retenidos y se les ha citado en grupos de 30 personas al día en la Jefatura Superior de Policía. La mayoría ha quedado en libertad con cargos. "Están todos en el mismo saco, tanto empresarios como trabajadores", sostuvo ayer Cruz.

Las sospechas de este fraude se iniciaron al detectar algunos trabajadores de la Tesorería General que había determinadas empresas que generaban deudas de elevada cuantía a la Seguridad Social en un periodo muy corto de tiempo, según adelantó La Opinión de Granada en su edición de ayer. Los administradores de las empresas eran los mismos en todos los casos, apuntó.

Además de la deuda, se descubrió que los mismos trabajadores de esas empresas habían solicitado numerosas prestaciones por desempleo y de otro tipo al mismo tiempo. Así, y con un informe conjunto, se presentó la denuncia que ha dado lugar a la detención de alrededor de 200 personas.

No hay precedentes de una estafa de tales dimensiones en la provincia de Granada, a la que de momento se circunscriben los hechos y los imputados. El subdelegado del Gobierno aseguró que no se podía concretar a cuánto asciende la cantidad supuestamente defraudada ni la identidad de los implicados mientras sigan las declaraciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de diciembre de 2008