Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Porteros y boxeadores en una red de ladrones de cajeros automáticos

Desarticulada una banda muy violenta que falsificaba tarjetas de crédito

Gorilas, porteros, matones de los que asustan, fuertes, anchos, interinos del gimnasio. Los porteros de discoteca de la mafia búlgara que desde hace años controlan la seguridad en muchos locales de la capital, según fuentes policiales, no sólo dan miedo. También roban.

Es un búlgaro, Ivaylo V., de 38 años, quien lideraba una banda de falsificadores de tarjetas de crédito que robaban en cajeros automáticos, según un portavoz de la policía. Pertenecía a una red internacional de falsificadores. La de Madrid fue desarticulada por agentes de la Unidad de Droga y Crimen Organizado el pasado día 9, que detuvieron a cuatro hombres. Entre ellos, al líder. Un hombre que se movía bien en la noche: llegó a reclutar un ejército formado por porteros de discoteca, boxeadores profesionales y ex militares. Así daba sus golpes. "Violentos y muy peligrosos", los define la Policía Nacional. "En una operación anterior", cuentan fuentes policiales, "uno de ellos llegó a dejar KO a cuatro policías que intentaban la detención".

"Degustación gratuita", rezaban las palabras de su bate de madera

Colocaban dispositivos electrónicos en cajeros de sucursales bancarias para obtener todos los datos de las tarjetas de crédito, incluso sus números de seguridad. Después, los extraían, y volcaban su información en tarjetas vírgenes, blancas, vacías. Y a saquear los cajeros.

La policía no ha esclarecido aún qué suma podrían haber acumulado con este método, si bien en uno de los tres registros domiciliarios que se realizaron durante la operación se requisaron 19.000 euros.

También decomisaron una pistola simulada, documentos de identidad falsos, ordenadores, un grabador de tarjetas y cerca de 2.500 tarjetas grises de banda magnética, entre otros efectos. También un bate de madera con una inscripción: "Degustación gratuita", decía. En su diccionario de búlgaro a español sólo una frase venía marcada: "¿Dónde hay un cajero automático?".

Junto a Ivaylo V. fueron detenidos otros tres compatriotas suyos: Marin G., de 46 años; Deylan G., de 35, y Vasil P., de 23. La organización actuaba también en Italia. A los cuatro se les imputan 120 hechos delictivos. Empezaron su actividad en 2006 y están acusados de falsificación de moneda, robo con fuerza y estafa.

Uno de los detenidos pertenecía a una asociación de ex militares búlgaros. Según fuentes policiales, el imputado realizaba transferencias bancarias con asiduidad a un general de dicha asociación. Ahora, la policía investiga si la organización conseguía así financiación ilícita.

Los agentes de la UDYCO de Madrid comenzaron a investigar el caso a raíz de una operación similar desarrollada en octubre contra cuatro ciudadanos búlgaros, que fueron detenidos cuando extraían los dispositivos de clonación de los cajeros automáticos. La policía recibió la voz de alarma de varias entidades bancarias, que aseguraron que varios individuos se dedicaban a clonar las tarjetas y vaciar los cajeros automáticos. Durante la operación se han practicado tres registros domiciliarios, dos de ellos en Madrid y uno en Leganés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de diciembre de 2008