Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero moviliza 33.000 millones para inversión pública

El presidente exige a la patronal que no cargue la crisis a los más débiles

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no se atreve a contradecir las previsiones de todos los organismos internacionales respecto a que 2009 será extraordinariamente negativo para España. Pero sí se comprometió ayer a destinar unos 33.000 millones a inversión pública para combatir la crisis económica y que esta no tenga efectos demoledores.

Su esquema de actuación lo expresó ayer, con un optimismo sorprendente, ante los alcaldes y portavoces socialistas municipales en la Comunidad de Madrid. "Gracias a la movilización de recursos sin precedentes se va a ganar el reto de la crisis", aseguró.

Para justificar ese pronóstico, el presidente recordó las medidas planificadas. "2009 va a ser el año de la historia de España con el mayor número de obras públicas productivas que se haya puesto en marcha, la mayor inversión de la democracia, con 33.000 millones de euros", precisó Rodríguez Zapatero flanqueado por el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez; el portavoz municipal del PSOE en la capital, David Lucas, y los principales alcaldes del sur de Madrid.

El presidente escuchó de los alcaldes socialistas el detalle de las inversiones que realizarán en sus municipios con financiación procedente del plan de 8.000 millones de euros que el Ejecutivo ha aprobado para proyectos que requieren la contratación de desempleados. Esos 8.000 millones forman parte de los 33.000 millones a los que aludió Zapatero como inversión global, y sin precedentes, para 2009. Otros 19.000 irán a infraestructuras de transportes y 5.000 para inversiones medioambientales.

Además, se pondrá a disposición de las pequeñas y medianas empresas (PYME) una financiación de 39.000 millones de euros que se canalizarán a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), de los que se podrá disponer desde el próximo día 23.

Pero también quiso lanzar mensajes a bancos y empresarios para que cumplan con su parte. "Vamos a ser muy exigentes con las entidades financieras para que el crédito llegue a las empresas y a las familias", advirtió. Se refería a los 250.000 millones de euros puestos a disposición de las entidades financieras. Este aviso llega después de que el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, comunicara a los bancos que si continúan remisos a conceder créditos "habrá que tomar medidas".

Y quedan los empresarios, con los que Zapatero quiere ir de una mano y con los sindicatos, de la otra. Pero sabe perfectamente que la crisis puede ser aprovechada por las empresas para hacer ajustes innecesarios. "Lo digo alto y claro: que nadie intente aprovechar la ocasión para imponer la doctrina de recortes, facilidades para el despido y cargar la crisis contra los más débiles", advirtió.

Al PP, le dedicó poco. Sólo recordó que ese partido se abstuvo en la votación del Congreso en la que se aprobó el fondo de 8.000 millones para los ayuntamientos y que en el Senado han votado con ERC para tumbar los Presupuestos del Estado.

En esta reunión de Zapatero con sus alcaldes, el más sonriente al final de la misma fue Pedro Castro, alcalde de Getafe y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, a quien el PP pide su dimisión por haber insultado a los votantes de la derecha. Zapatero se dirigió a él en dos ocasiones para elogiarle sendos proyectos para aprovechar el plan de ayuda municipal de 8.000 millones. Para la mayoría de los presentes, eso significa apoyo para que no dimita.

Dinero para 2009

- Los 33.500 millones de euros de inversión pública para hacer frente a la crisis tienen este destino:

19.000 millones para infraestructuras de transporte.

8.000 millones para obras urgentes en todos los ayuntamientos de España. Es obligatorio que se contrate a parados para los proyectos.

5.000 millones para políticas medioambientales.

Además, 1.550 millones para aplicar la Ley de Dependencia

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de diciembre de 2008

Más información